La llave del mal

El resultado es bueno, no es un film de miedo sino más bien de suspense donde se juega con el terror psicológico

La llave del mal
La llave del mal

La llave del mal: Suspense en Nueva Orleans

«Tiene el ambiente de las mejores historias de fantasmas, de esas en las que oyes a alguien respirando pesadamente a tus espaldas», dice el productor Daniel Bobker y según él, Iain Softley era el director ideal para este proyecto. El estilo naturalista que emplea realza la verosimilitud de la trama.

Rodada en Louisiana y ambientada en una plantación de Nueva Orleáns, cuenta la historia de Carolina, una joven que va a cuidar a un hombre que ha sufrido apoplejía. La casa donde vive esconde secretos y leyendas que se irán descubriendo a través de una llave que va abriendo todas las habitaciones.

La magia Hoodoo, muy conocida en la cultura de Nueva Orleáns, es el hilo sobre el que se sustenta el argumento de la película. En esta magia, los ritos, hechizos y sacrificios no siempre se realizan con fines adecuados».

Acostumbrados a ver a Kate Hudson en el rol de chica frívola, este papel supone un gran cambio. Le acompañan en el reparto los veteranos Gena Rowlands y John Hurt ambos con el peso de muchos títulos a sus espaldas. La interpretación de Hurt es digna de Oscar, sin decir apenas una frase, su capacidad de transmitir es asombrosa.

La ambientación está muy cuidada. Para Iain Softley era fundamental encontrar el paisaje apropiado para contar este pequeño cuento. Quería que la plantación en la que fuera rodada tuviera una mezcla de antigüedad, historia y misterio y esta lo reunía. Casi toda la acción se desarrolla ahí. El pantano fue creado por especialistas pues según el guionista -que se encargó de la exitosa The ring– era un elemento esencial para desarrollar los hechos.

El resultado es bueno, no es un film de miedo sino más bien de suspense donde se juega con el terror psicológico, con la imaginación del espectador y con el instinto humano de saber mas allá de lo puramente necesario, de atravesar el umbral de lo prohibido. La cámara se mueve rápido para dar agilidad a las escenas, para descolocar al espectador y asustarle. Todo ello no podría conseguirse sin hacer un buen montaje: por algo el encargado ha sido el ganador de dos Oscar Joe Hutshing.

Ana Sánchez-Jáuregui


La llave del mal (2005):

País: EE.UU. Dirección: Iain Softley Guión: Ehren Kruger Fotografía: Dan MindelMontaje: Joe Hutshing Música: Edward Shearmur Intérpretes: Kate Hudson, Gena Rowlands, John Hurt, Peter Sarsgaard Distribuidora: UIP