La nube: La plaga en casa

· Crítica de La nube | Estreno 3 de agosto de 2021 en Movistar+.
· Philippot recorre senderos que ya han andado tipos como Jeff Nichols en su Take Shelter (2011). Su temática también nos recuerda al cine de M. Night Shyamalan.

El director francés Just Philippot (París, 1982) se estrena en el largometraje con una obra cuando menos inquietante. Una película que habría que encuadrar en el género fantástico, aunque posee a primera vista una apariencia de drama familiar con connotaciones sociales y ecológicas, acercándose de forma crítica a la relación del hombre con la naturaleza.

En La nube, una desconocida pero apabullante Suliane Brahim -premio a la mejor interpretación femenina en el Festival de Sitges- da vida a Virginie, una madre coraje empeñada en sacar adelante a base de sudor y lágrimas su pequeña granja donde cría saltamontes; y a pesar de las muchas dificultades económicas, de las burlas de los vecinos, y del desprecio de su propia hija, no está dispuesta a rendirse.

Philippot se ampara en un subgénero tan poco frecuentado como es el thriller agrícola para hablar de la desintegración familiar, haciéndolo con los pies bien plantados en una realidad tan machacada como es la vida del pequeño emprendedor rural. La película tiene un tono naturalista que la hace muy creíble, llegando en ocasiones a rozar el documental por la reiteración de los planos de los insectos. El primer tercio está resuelto a base de escenas cortas que dan gran velocidad a la historia y hace que se trague la propuesta sin pensar demasiado; pero la velocidad no es lo mismo que el ritmo y uno aguarda a que se asiente un poco el relato y coja profundidad, cosa que termina haciendo y la nube va poco a poco cogiendo vuelo atravesando parajes incómodos.

Una película esquiva, extraña e hipnótica

Esta es una historia de amor a la vez que el retrato de una obsesión. La nube tiene mucho de cinta de terror psicológico, pero sus responsables tienen la audacia de poner el foco en el conflicto familiar y social, deteniéndose con mucho detalle en las peripecias económicas de la protagonista, lo cual hace que sea una película esquiva, extraña e hipnótica. Es un filme de catástrofes pero contado de otra manera muy distinta a la habitual. No es el gran plano general el que predomina, sino el plano en el que caben Virginie y sus dos hijos, y al fondo la oscuridad donde crepitan cientos de saltamontes.

Philippot recorre senderos que ya han andado tipos como Jeff Nichols en su Take Shelter (2011). Su temática también nos recuerda al cine de M. Night Shyamalan, aunque el director indio suele tener una mayor intencionalidad en sus planos, rodando con todo un arsenal de armas cinematográficas como son los travellings y los desenfoques, mientras que el francés no hace demasiados escarceos visuales. Shyamalan busca además siempre dar un sentido espiritual en sus películas cosa que en La nube no aparece, pues sus intenciones son más mundanas y modestas que las del director de El incidente (2008). Es cierto que una nube de saltamontes nos remite a Moisés, a las plagas de Egipto y a castigos bíblicos, y algo de ello hay; pero al igual que en Los pájaros (1963) de Hitchcock, en La nube también hay la sensación de que en el fondo todo es una metáfora, quizás de los sacrificios de mantener a una familia, quizás de la lucha por la supervivencia en un mundo que debe reinventar su conexión con la naturaleza. El guion de Jérôme Genevray y Franck Victor no lo deja del todo claro, ni falta que hace. Está bien que no se explique todo en las películas porque da más material para pensar al espectador; y además, si todo estuviera explicado al milímetro y cerrado sin espacio para la discusión, de qué rayos íbamos a hablar los críticos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Romain Carcanade
  • Montaje: Pierre Deschamps
  • Música: Vincent Cahay
  • Duración: 100 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Movistar+
  • Francia (La  nuée), 2020
  • Estreno: 3.8.2021
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Escritor de relatos de terror y misterio, y guionista de cine y televisión. Admirador de Ford, Kurosawa, Spielberg y Hitchcock, no necesariamente en este orden