La pesca del salmón en Yemen: Pescar en el desierto

Tenía mimbres para seguir la estela de las mejores sátiras británicas, pero esta cinta se queda en un entrenamiento bien hecho pero blando, disfrutable para espectadores no demasiado exigentes. 

He aquí un ejemplo de película con buenas intenciones y un cierto encanto que a al­gunos nos cuesta mucho dejarnos llevar y disfrutar sin más por lo que es, porque no podemos dejar de pensar en todo lo que podría haber sido. Mimbres y material te­nía de sobra para haber dado más, mucho más.

Un jeque árabe de Yemen con todo el dinero del mundo no tiene mejor ocurrencia que traer la pesca del salmón a su de­sér­tico país natal. Para ello le pide a una in­termediaria en Londres (Emily Blunt) que contrate los servicios de uno de los ma­yores expertos en peces de Inglaterra (Ewan McGregor). El asunto llega a los oídos de la jefa de prensa (Kristin Scott Thomas) del primer ministro inglés, que ve en todo ello una magnífica oportunidad para hacer propaganda política.

Sólo leyendo la trama, perdón, sólo leyen­do el título, no hace falta ser un lumbre­ras para darse cuenta de que esto es te­rreno abonado para la sátira. A los ingle­ses se les da muy bien, no hay más que ver la reciente In the loop (2009). Pero es que además el guión lo escribe Simon Beaufoy, oscarizado recientemente por Slumdog millionaire y autor de Full monty, una de las más brillantes sátiras sociales de todos los tiempos. Y, sigo sumando, el li­bro en el que se basa es… una sátira, que encima ha tenido gran éxito de crítica y público en el país de la reina Isabel. Y entonces, ¿la peli también es una sátira? Pues sí y no.

A ratos La pesca del salmón en Yemen es una sátira política forzada, especialmente cuan­do aparece en pantalla el histriónico per­sonaje de Scott Thomas, a ratos es una comedia romántica almibarada y a ratos es una visión simplista y políticamente correcta sobre la multiculturalidad y la bon­dad del ser humano. No voy a eximir a Beaufoy de la responsabilidad de los defectos de la película pero, especialmente en lo concerniente al exceso de blandiblú del conjunto, hay mucho de la impronta de Lasse Hallstrom, ese director sueco que por cada cosa buena que hace (Mi vi­da como un perro, Las normas de la casa de la sidra) lo compensa con una tanda de tí­tulos que parecen buscar inyectar sacari­na por vía intravenosa al espectador (Querido John, Siempre a tu lado, Casanova).

Fuera de ser muy blanda, a la película hay poco que achacarle. Los actores están muy bien, especialmente McGregor, la pro­ducción es de primer nivel y encima Marianelli (Expiación, Jane Eyre) pone la mú­sica. Si sólo tuviese un poco más de mor­diente, un poco más de gracia, un po­co más de vida…

Ficha Técnica

  • Fotografía: Terri Stacey
  • Montaje: Lisa Gunning
  • Música: Dario Marianelli
  • País: Reino Unido
  • Duración:  113 m.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Wanda Estreno: 20.4.2012

Salmon Fishing in the Yemen, 2011

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año