· No hay pú­blico que resista pasar sin solución de continuidad del superficial flirteo de la protagonista con un joven cámara al entierro en vida de un opositor al franquismo.

Abigarrada y caótica, como el cartel

Dieciocho años después, Fernando Trueba vuelve a reunir al equipo de La niña de tus ojos para contar una historia que, aunque el director insiste en afirmar que no es una segunda parte, es lo más parecido a una secuela.

La protagonista de La reina de España es la actriz Macarena Granada, interpretada por Penélope Cruz, que después de triunfar en Hollywood vuelve a España para rodar una superproducción americana centrada en la vi­da de Isabel la Católica. El set de rodaje se convertirá en el microcosmos donde estallarán conflictos laborales, políticos y sentimentales.

Se ha criticado mucho, con razón, el cartel de esta cinta. Pero ese cartel abigarrado y acumulativo refleja muy bien qué tipo de película es La reina de España. Una película coral, como era La niña de tus ojos, donde los actores van entrando y saliendo sin demasiado orden ni concierto y sin una historia clara que sirva como amalgama medianamente fuerte de las diferentes situaciones (al margen de la radiografía de una manera de hacer cine en la España de los años 50). Hay personajes -someramente dibujados porque ya se habían presentado en la anterior película- y hay anécdotas, pero no hay apenas relato y el espectador termina la película con la misma sensación de quien ha pasado la tarde viendo vídeos de youtubers.

Y más grave que esta acumulación de episodios es que la película, que en principio se presupone comedia, bascula de un tono a otro sin solución de continuidad. Y es cierto que, aunque hay un peso mayor -aunque solo sea por tiempo- de las situaciones jocosas, los escasos episodios dramáticos son tan crudos que no pueden contemplarse como si no hubiera pasado nada. No me considero una espectadora sin cintura (estoy acostumbrada a los quiebros de los guionistas), pero no hay pú­blico que resista pasar sin solución de continuidad del superficial flirteo de la protagonista con un joven cámara al entierro en vida de un opositor al franquismo. Lo dicho, como si a la tarde de youtubers le metes entremedias la apertura de un telediario.

Con todo, la película entretiene. Hay demasiadas caras conocidas -un auténtico repaso a una o dos generaciones de intérpretes españoles- como para no distraerse viéndoles pasearse por el set de un cine de otra época.

Ficha Técnica

  • Dirección y Guion: Fernando Trueba
  • Fotografía: José Luis Alcaine
  • Montaje: Marta Velasco
  • Música: Zbigniew Preisner
  • Intérpretes: Penélope Cruz, Antonio Resines, Neus Asensi, Ana Belén, Javier Cámara, Chino Darín, Loles León, Arturo Ripstein, Jorge Sanz, Rosa María Sardá, Santiago Segura, Clive Revill, Carlos Areces, Aida Folch, Jesús Bonilla, Ramón Barea, Juan Antonio Bayona
  • Duración: 100 min.
  • Público adecuado: +18 años (VX)
  • Distribuidora: Universal
  • España, 2016
  • Estreno: 25.11.2016