La roca: Romeo y Julieta en el Peñón

La roca se alzó con el Giraldillo de Oro al mejor documental europeo en el Festival de Cine Europeo de Sevilla 2011 y fue nominado a mejor documental y mejor banda sonora original en los Premios del Cine Andaluz (ASECAN) 2012. Y es lógico porque abunda en una realidad cercana, dolorosa y muy particular que da para gastar metraje: la historia de la colonia británica ubicada al sur de España y que curiosamente pocas veces ha sido tratada desde el enfoque que Raúl Santos le da: un documental que narra, a lo Romeo y Julieta, el amor entre Gibraltar y la vecina localidad de La Línea de la Concepción, y el drama humano que supuso el cierre de la frontera por parte de Franco en 1969 y el aislamiento de 30.000 personas sin comida, agua o líneas telefónicas.

Otras veces se ha llevado esta comarca al cine aunque con frecuencia como escenario y de modo tangencial: desde las clásicas de cine patrio El momento de la verdad y El Relicario, de Miguel Mateo Miguelín, hasta películas internacionales famosas como Alta Tensión, protagonizada por un James Bond que se lanza en paracaídas sobre el Peñón, pasando por Alatriste, de Agustín Díaz Yanes, o La carta esférica, de Imanol Uribe. Lo último que se está rodando en estos días es la película francesa El infiltrado, de Julien Lecrercq, sobre el tráfico de drogas en el campo de Gibraltar.

Santos, productor de cortos, prueba por vez primera a dirigir largometrajes con este filme sobre las relaciones entre los pobladores de ambas localidades fronterizas, sus amores, las familias mixtas que formaron, el tráfico habitual de contrabando de tabaco, alcohol y alimentos. Resulta interesante y aun emocionante oír los testimonios de matrimonios ya mayores sobre la atracción cultural que ejercía la zona, sus romances, o la tragedia de la separación; y las historias de contadores locales acerca de los perros que cruzaban provistos con mochilas repletas de contrabando, y que originaron el levantamiento de la famosa verja de Gibraltar.

Aunque haya sido considerado por algunos como el mejor documental del año, quizá sea decir demasiado. La roca adolece de falta de dominio narrativo y de medición de los tiempos. Un largo no es un corto, y eso en el documental de Santos se nota. Hay distintos tonos (documental, thriller, géneros, entrevista, archivo, etc.), planos excesivamente contrastados, y un recurso excesivo a la «ficcionalización» de secuencias que le restan naturalidad, como la persecución en el bosque, etc. Humana y sociológicamente es un documento válido, no así desde el punto de vista histórico o periodístico, cosa que tampoco pretende.

▲ Las historias humanas narradas por sus protagonistas.

▼ Falta de dominio narrativo y de medición de los tiempos.

Ficha Técnica

  • Montaje: Raúl Santos
  • Fotografía: Carlos García de Dios
  • Música: Miguel Torres
  • Distribuidora: 700G Films
  • Duración: 85 min.
  • Público adecuado: Todos
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla