La vida privada de Pippa Lee: De drama en drama

La vida privada de Pippa Lee | Rebecca Miller (Maggie’s Plan), hija del famoso dramaturgo Arthur Miller, es la directora, guionista y autora de la novela en la que se basa esta película, una oscura reflexión sobre el oscuro mundo interior de una compleja mujer.

La vida privada de Pippa Lee es ejemplar: cuida a su marido -mucho mayor que ella-, se preocupa de sus hijos, da buenos consejos a quien los necesita. Pero detrás de esta fachada se esconde un pasado turbulento en el que no faltan las drogas, los intentos de suicidio y el coqueteo con el lesbianismo y el sadomasoquismo.

Miller cuenta con un reparto espectacular -basta con echar un vistazo a la ficha- para contar una historia que, sin embargo, se desinfla por acumulación. Los actores, muy correctos todos ellos, puede hacer poco por una película que arranca siendo interesante, se convierte en afectada a medida que se suman dramas y termina siendo inverosímil con un final pasional de esos que dan bastante risa.

Sinopsis

Pippa Lee (Wright Penn) es una mujer en su mejor momento de la vida. Casada con Herb Lee (Arkin), un exitoso editor 30 años mayor que ella, madre de dos hijos, es una generosa anfitriona y una gran amiga y confidente. Sus problemas comienzan cuando su marido decide comenzar una nueva vida en una comunidad de jubilados. Entonces el idílico mundo y la personalidad de Pippa entrarán en crisis.


+ Robin Wright Penn.

El inverosímil y en el fondo convencional final.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (The private lives of Pippa Lee, 2009)
  • Fotografía: Declan Quinn
  • Montaje: Sabine Hoffman
  • Música: Michael Rohatyn
  • Duración: 98 min. Adultos (temática, sexo, violencia)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año