La visita | El abuelo está loco… y la abuela también

El cineasta estadounidense de origen indio M. Night Shyamalan intenta recuperar la forma perdida en esta actualización del cuento de Hansel y Gretel.

Tras la fría acogida de Airbender: El último guerrero y After Earth, el cineasta estadounidense de origen indio M. Night Shyamalan intenta recuperar en La visita su cetro de «nuevo maestro del suspense», que ganó merecidamente con películas como El sexto sentido, El protegido, Señales, El bosque, La joven del agua o El incidente.

Y lo intenta con modestia, a través de un angustioso filme de terror de bajo presupuesto, que actualiza a su manera el cuento clásico de los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, y todo él rodado sin partitura musical y en plano subjetivo, según la ya manoseada técnica narrativa del supuesto «metraje encontrado», al estilo de El proyecto de la bruja de Blair o la saga de Paranormal Activity. El resultado no es redondo, pero resulta mucho más estimulante que la mayoría de este tipo de filmes y que los últimos trabajos de Shyamalan.

La responsable de ese permanente y agotador plano subjetivo es Becca, una adolescente cinéfila que, después de entrevistar a su propia madre -antes de que se vaya de crucero con su nuevo novio hispano-, documenta con inquebrantable perseverancia el viaje que ella misma realiza con su hermano pequeño Tyler a la perdida granja de sus abuelos, en Pensilvania.

Aunque no conocen a la anciana pareja -su madre rompió sus relaciones con ellos hace años-, los dos hermanos se ilusionan con lograr por fin la ansiada reconciliación familiar. Pero enseguida se dan cuenta de que sus singulares abuelos ocultan sórdidos secretos.

Ejercicio de estilo

Los poco conocidos actores cumplen con creces, y Shyamalan genera una inquietante atmósfera malsana, que aviva la imaginación del espectador y la sumerge en los rincones más oscuros del alma humana. Todo ello, con algún que otro exceso violento o levemente obsceno, pero sustentando la intriga en su dominio de la planificación, el tiempo y la luz, y oxigenándola con golpes de humor, a menudo acertados, aunque a veces un tanto desmelenados. Desde este punto de vista formal, La visita es un entretenido ejercicio de estilo, que apreciará cualquier amante del séptimo arte.

Mucho menos interés tiene el desarrollo narrativo de la película -decididamente irregular-, así como su tratamiento de fondo del cariño familiar, la fraternidad y el perdón, aunque esos temas enriquecen un poco el guion y permiten el lucimiento de Kathryn Hahn, muy brillante en su caracterización de la superficial madre de los niños protagonistas.

Un sencillo divertimento, pues, leve y a ratos descuidado o excesivo, pero que gustará a los aficionados al cine de terror y que marca una clara recuperación de ese gran cineasta que fue M. Night Shyamalan.

Ficha Técnica

  • Dirección y guion: M. Night Shyamalan
  • Fotografía: Maryse Alberti
  • Montaje: Luke Franco Ciarrocchi
  • Intérpretes: Kathryn Hahn, Olivia DeJonge, Ed Oxenbould, Deanna Dunagan, Peter McRobbie, Benjamin Kanes, Celia Keenan-Bolger
  • Duración: 94 min.
  • Publico adecuado: +16 años (VSD)
  • Distribuidora: Universal
  • The Visit. EE.UU., 2015
  • Estreno en España: 11.9.2015