Ladrones: Otra de polis y ladrones

La película empieza como mandan los cánones: cuatro hombres se reúnen en un edificio y, con precisión milimétrica, realizan el atraco perfecto. No hay víctimas. La policía -en realidad un rudo policía con problemas familiares- intenta darles caza, pero resulta imposible, no hay rastros. Los ladrones, mientras tanto, viven a lo grande, tienen clase, son muy profesionales. Luego viene la preparación del siguiente golpe, y el policía que se va acercando a su presa, y…

Ladrones es la segunda película de Luessenhop, después de 10 años de parón. La primera fue un gang, Prisión sin ley. Ladrones (Takers es el título original, más expresivo) es una película canónica que repite, con acierto pero sin vigor, las pautas del género, haciendo un popurrí de recientes películas de delincuentes sagaces en plan saga Ocean, de policías atormentados (el personaje de Dillon es un calco del de Crash), de persecuciones y tecnología (The Italian Job) y una secuencia mítica de Dos hombres y un destino y… Esa cocina cinematográfica en cazuelitas precocinadas le pasa factura a una película que parece hecha con retales y plantilla.

Cada miembro de la banda tiene su personalidad y su función, cada uno de los policías la suya, en el momento oportuno hay un pequeño elemento discordante, que todos ven -también los espectadores-, que puede dar al traste con la operación: hay tensión.

Los actores, aunque tienen personajes arquetípicos y no se esfuerzan en exceso, son buenos y la cinta se ve con agrado. El ritmo es dinámico, la acción avanza. Un par de toques modernos, las escenas de tiros, cuyo referente parece ser Heat, la amoralidad de los personajes, ni todos los policías son buenos, ni todos los ladrones malos, y la cámara subjetiva, planificación rápida, estroboscópica, un pelín mareante, muestran que estamos en el siglo XXI, y a muchos directores se les ha olvidado que existen los trípodes. Desenfadada, entretenida, prescindible.

Lo mejor: Tiene ritmo.

Lo peor: El cine cazuelitas.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Michael Barrett
  • Montaje: Armen Minasian
  • Música: Paul Haslinger
  • Duración: 107 min.
  • Público adecuado: +16 años (VX-)
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU. (Takers), 2010
  • Estreno: 26.11.2010
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.