Las crónicas de Spiderwick: Casa encantada

La película está basada en un tomo de la saga fantástica escrita por Tony DiTerlizzi y Holly Black, que recoge las aventuras de un niño en el caserón abandonado de su tío abuelo Arthur Spyderwick, en la que descubrirá criaturas fantásticas.

Mark Waters es un director que sabe conectar con el público contando con buenos repartos e historias con cierto ritmo (Ponte en mi lugar, Ojalá fuera cierto). Con Las crónicas de Spiderwick ha conseguido una buena taquilla en Estados Unidos (60 millones de dólares en 3 semanas). Poco más habría que decir: la película cumple con lo que promete. Los actores están muy bien, los efectos especiales brillan sin saturar, y el guión mantiene una buena velocidad media.

Junto con esto, quiero dejar claro que la película de Waters es tan sosa como ya lo era Ojalá fuera cierto. Si en esa comedia romántica uno se pasaba la película pensando lo buena que era Ghost, aquí uno se entretiene recordando otras películas fantásticas en la que había mucha más imaginación (Las crónicas de Narnia, Los Increíbles, Millones, Charlie y la fabrica de chocolate…), en las que James Horner componía como James Horner (Braveheart, Titanic, La sombra del diablo), en las que los monstruos no eran tan estúpidos y los personajes secundarios tenían tan poca gracia…

Impresiona la lectura de los créditos por la presencia de gente muy importante: el oscarizado por partida triple montador de casi todo lo de Spielberg, el fotógrafo de La pasión de Cristo y El corcel negro, el director y guionista John Sayles que firma la adaptación.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (The Spiderwick Chronicles, 2008)
  • Caleb Deschanel
  • Michael Kahn
  • James Horner
  • Universal Pictures
  • 97 min.
  • Todos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año