Las horas

descarga
País: EE.UU. Dirección: Stephen Daldry Guión: David HareFotografía: Seamus McGarvey Montaje: Peter Boyle Música: Philip Glass Intérpretes: Nicole Kidman, Julianne Moore, Meryl Streep, Stephen Dillane Miranda Richardson, George Loftus Distribuidora:Lauren Films

 Estreno en EE.UU.: 27 Diciembre 2002. Estreno en España: 21 Febrero 2003.

Las horas: ¿Quién teme a Nicole, Julianne y Meryl?

Las horas está basada en una novela de Michael Cunninghamganadora del premio Pulitzer. A su vez, esta novela parte de otra, Mrs. Dalloway (1925) de Virginia Woolf (1882-1941), su primera gran obra, y que será el verdadero motor de la película. Todo se inicia cuando la escritora inglesa comienza su escritura en los años veinte en un suburbio de Londres. La vida de Virginia Woolftranscurre aburrida lejos de la vorágine de la gran ciudad y atenazada por su lucha contra la locura. Esta primera trama se va a ir trenzando con otras dos: la vida sin horizontes de un ama de casa de los años cuarenta en Los Angeles, y las tribulaciones de una aturullada editora neoyorquina en la actualidad. Acudimos a un retazo de las vidas de este trío de mujeres: doce horas que son las mismas que dura la acción de Mrs. Dallaway. Las tres historias se irán entrelazando en un soberbio y milimétrico montaje de Peter Boyle, urdido ya en el rodaje por el director.

Stephen Daldry -Billy Elliott (2000)- ha realizado un intenso juego literario y temporal. Junto a su guionista David Hare ha sabido captar el desasosiego existencial de la escritora inglesa. Las horas trata de la angustia vital, de lo que generan nuestros actos en el devenir de los años. Como en toda la obra de Wolf, hay una obsesión por el tiempo, por su fluir y su consistencia, buscando respuestas a si nos encontramos en una realidad concreta o soñada, e intentando responder a la pregunta de para qué vivimos, o qué sentido tienen nuestras vidas.

Se trata de una película de estructura compleja y de actuaciones premiosas, no sólo de las tres primeras espadas sino de todo el conjunto artístico. Ed Harris está increíblemente patético como enfermo terminal en busca de respuestas, al igual que Toni Collette, Miranda Richardson o Jeff Daniels, éste último en un papel que podía haberse ido al chiste, al alivio cómico que no asoma por ningún resquicio de esta tristísima película. Y qué decir de las protagonistas: una Kidman confusa y oscura, una Mooreconfusa y atrapada y una Streep confusa y abatida. Todas sufrientes y desmoralizadas a la caza de un motivo para vivir que no encuentran.

Es éste un drama amargo. Sin concesiones. Lleno de amores equivocados, de locura agazapada y de columpios colgados sobre el precipicio. Donde todo rezuma amargura, desvarío y sinsentido, y no parece entrar la luz ni siquiera cuando Ed Harris abre las ventanas esperando que se ilumine su habitación. Daldry no nos da respuesta ni un sentido para la esperanza, y tanta negritud deja un tanto K.O. al espectador.