Las mil y una noches: El inquieto | Portuguese nights

· Las mil y una noches | Del mismo modo que Scherezade cuen­ta al rey una historia cada no­che, Gomes, junto con sus guionistas habituales, entendió que ca­da episodio guardaba un estilo propio.

Tras su tercera película, Tabú (2012), una historia de amor y soledad ambientada en las colonias portuguesas de África, y filmada en blanco y negro con una na­rrativa original y personalísima, Miguel Gomes alcanzó el olimpo del cine de autor. Ya sé, es una expre­sión manida y pretenciosa, pero real. En el pasado Fes­tival de Cine Europeo de Sevilla el director luso levantó pasiones entre críticos, jurado y cinéfilos, hasta al­zarse con el Giraldillo de Plata por la trilogía Las mil y una noches.

- Anuncio -

El tratamiento onírico, cierto neorrealismo vestido de metáfora surreal, la ironía y la crítica, la audaz fotografía y la mezcla de géneros y de lenguajes narrati­vos parecen rubricar a este realizador emergente que co­cina sus películas a fuego lento, a razón de una cada cua­tro años.

Y como los genios, es capaz de mantenerse fiel a sí mis­mo y ser absolutamente transgresor. En Las mil y una noches, con sus tres capítulos –El inquieto, El deso­la­do y El embelesado– que se irán estrenando en sema­nas sucesivas, Gomes convierte la crisis económica y so­cial que atraviesa Portugal en argumento para los re­latos de una Scherezade que se ve obligada a sustituir a un director de cine, constructor de ficciones de la miserable realidad que le rodea, que, hastiado y sin re­cursos creativos, ha emprendido la huida. Necesitará áni­mo y coraje para no aburrir al rey con las tristes his­torias sobre la dictadura de la troika y el fracaso de las políticas de austeridad. Con el transcurrir de las no­ches, la inquietud dejará paso a la desolación, y la de­solación al encantamiento.

Catorce meses de producción y die­ciséis de rodaje le ha supuesto a Go­mes este filme de 381 minutos de duración, dividido en tres partes. La idea de llevar al cine los cuen­tos orientales era un viejo de­seo del propio director, pero fue des­cubriendo el formato y la evolución del guion conforme rodaba y mon­taba.

Del mismo modo que Scherezade cuen­ta al rey una historia cada no­che, Gomes, junto con sus guionistas habituales, Telmo Churro y Ma­riana Ricardo, entendió que ca­da episodio guardaba un estilo propio y que el público desearía es­cucharlo y verlo de manera independiente. Eso sí, con un único y po­liédrico protagonista: el paciente y sufrido pueblo portugués cuyas in­verosímiles historias ha ido descubriendo en sus viajes por todo el país, y mezclado después con las fá­bulas orientales y una gran dosis de humor negro e ironía.

Así, El inquieto relata tres extrañas historias: una reunión entre po­líticos y representantes sindicales a los que un chamán administra una pócima que los mantiene en con­tinua erección, un proceso electoral en el que se mezclan los amores de una bombera y la sabiduría de unos gallos parlanchines y «El ba­ño de los magníficos», que contiene a su vez tres microhistorias.

En la segunda entrega, la desola­ción ha invadido a la humanidad, co­mo se muestra en las tres historias que cuenta Scherezade al rey: la de un asesino fugitivo, que se con­vierte en héroe local al burlar a las autoridades, el juicio fallido por el robo de trece vacas y la historia de un perrito que va pasando de ma­no en mano.

Por último, El embelesado muestra a una Scherezade de carne y hue­so en una Marsella disfrazada de Bagdad. Los relatos de esta tercera parte se centran en varios grupos de criadores de aves que atra­pan pájaros y les enseñan canciones para participar en diversos con­cursos.

Las mil y una noches de Gomes, en su particular versión «Portugue­se nights», es heterogénea y desi­gual, a ratos exasperante y pesada, no apta para todos los paladares, pero también fascinante, sugerente y meritoria. En ella brilla el mensa­je idealista de que la palabra, la ima­gen, la capacidad de narrar nos sal­vará del desastre.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Mário Castanheira, Sayombhu Mukdeeprom
  • Montaje: T. Churro, M. Gomes, Pedro Filipe Marques
  • Duración: 125 min.
  • Público adecuado: +18 años (XD)
  • Distribuidora: Golem
  • Portugal (As Mil e Uma Noites: Volume 1, O Inquieto), 2015
  • Estreno: 3.6.2016
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Cristina Abad
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla