Layer cake: Crimen organizado

Un film sobre desechos humanos que se revuelcan en un vertedero en que se mezclan el dinero fácil, la violencia, el sexo, la ambición, el soborno y la corrupción

Layer cake: crimen organizado

Layer cake: Crimen organizado | Hampa fashion

Layer cake: Crimen organizado | Vaughn, californiano de 34 años, productor de Lock & stock y Snatch, cerdos y diamantes, y colega de Guy Ritchie, se estrena en la dirección con un guión de Connolly que adapta una novela propia. La cosa sigue yendo de delincuentes, en este caso de traficantes de droga en Inglaterra. La realización es vigorosa y el tono muy canalla, como no podía ser de otra manera, a la vista del tema y de la identidad estilística del equipo técnico de la película.

Un cerdo con carrera universitaria que se dedica al tráfico de drogas (Daniel Craig) cree que pronto podrá retirarse a otros menesteres con los bolsillos llenos y el Armani impoluto. Pero no.

Las impresionantes caracterizaciones de Kenneth Cranham y Michael Gambon logran provocar la nausea en el espectador, que puede detenerse en los vericuetos de un paisaje siniestro por el que se pasean desechos humanos que se revuelcan en un vertedero en que se mezclan el dinero fácil, la violencia, el sexo, la ambición, el soborno y la corrupción.

En el discurso de la película hay una sensación recurrente, que sin especial énfasis se va apoderando del relato hasta la magnífica secuencia final: qué asco del frasco.


Layer cake: Crimen organizado (2004):

País: Reino Unido Dirección: Matthew Vaughn Guión: J.J. Connolly Fotografía: Ben Davis Montaje: Jon Harris Música: Ilan Eshkeri y Lisa Gerrard Intérpretes: Daniel Craig, Colm Meaney, Kenneth Cranham, George Harris, Jamie Foreman, Sienna Miller, Michael Gambon, Marcel Iures, Tom Hardy, Tamer Hassan Distribuidora: Sony