León y Olvido: Las desgracias nunca vienen solas

León y Olvido son dos hermanos mellizos en los últimos coletazos de la adolescencia, el destino les arrebató a sus padres violentamente y el único recuerdo que aún les queda de éstos son un viejo coche y una cochambrosa casa en alquiler. La ingenuidad de León, con síndrome de Down, aporta el toque cálido en esta relación amor-odio entre los dos hermanos, a los que la vida no ha mimado demasiado.

Los ataques de ira de Olvido hacia León no son más que los reproches ahogados hacia unas instancias públicas que no le ofrecen ninguna ayuda para que su situación mejore. Este último, por su parte, se resiste ante la idea de que un cromosoma de más pueda ser el causante del abismo que le separa de su hermano.

- Anuncio -

La tercera película de Bermúdez, también guionista, con aire de docudrama, se presentó durante el pasado 2004 en trece festivales y salió premiada en seis de ellos (principalmente en Málaga, con el Premio Especial del Jurado, y en el Festival Internacional Karlovy Vary, con sendos reconocimientos al mejor director y a la mejor actriz para Marta Larralde). La crudeza empleada para narrar la historia resulta bastante hiriente y hace pensar que al director, con tanta truculencia, se le va de las manos la película.


León y Olvido

España, 2005

- Anuncio -

Ficha Técnica

Fotografía: Alfonso Sanz Alduan Montaje: Javier Alberto Correa Harley Música: Coché Villanueva Distribuidora: So.Li.Da

Reseña Panorama
s
Teresa Barceló
Profesora universitaria. Doctora en Ciencias de la Comunicación