Líbranos del mal: Otra pesada posesión diabólica

Líbranos del mal | Decepcionante película diabólica del director de la interesante El exorcismo de Emily Rose.

La película comienza en las arenas de Irak, donde combaten los marines. Tres de ellos encuentran una gruta en la que «hay algo maligno». De un salto nos encontramos en Nueva York donde conocemos a Sarchie, un policía duro y entregado a la lucha contra el crimen. Pone tanto celo que su vida familiar se resiente: «Ni siquiera cuando estás aquí estás con nosotras» se lamenta su mujer.  En estos momentos Sarchie está investigando una serie de crímenes inquietantes en los que están implicados algunos veteranos de Irak. Cuando la historia se complica aparece el padre Mendoza, parodia de sacerdote, medio hippy, medio Constantine, con un turbio pasado y muchos problemas personales.

Cuesta creer que sea el mismo Derrickson, que trató con seriedad estos temas en El exorcismo de Emily Rose, quien dirige esta película, también basada en un caso real. Aquí todo es tópico y paródico, sangre, gritos, voces extrañas, inscripciones latinas, ritos y conversaciones sobre la fe y la presencia de Dios en el mundo.

Buena y siniestra ambientación en una ciudad que sólo se ve de noche; impresionante, pero repetida hasta la saciedad desde el famoso Exorcista, la escena del enfrentamiento final. En general, decepcionante.

Ficha Técnica

  • Fotografía:  Scott Kevan  
  • Música: Chistopher Young 
  • Duración: 109 min. 
  • Distribuidora: Sony
  • Público adecuado: +16 años (V)
  • Estreno en España: 5.9.2014

Deliver Us From Evil. Estados Unidos, 2014

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.