Los calientabanquillos: Más gasolina…

Se estrena Los calientabanquillos, bochornosa película aneuronal, en la que tres colgaos empiezan a jugar al béisbol para salvar a los niños frikis de América del acoso de los chulitos del colegio.

No es solo que la película de Dennis Dugan (Seguridad nacional, Tres idiotas y una bruja) sea zafia y grosera, con sitio únicamente para el humor escatológico y ramplón (a lo máximo que llega sin acudir al caca-culo-pedo-pis, es a un millonario con una copia del coche fantástico), pues podría estar en la línea de las comedietas americanas de encefalograma plano, que gustan a más de uno. Lo que me parece de peor gusto es que, entre una lindeza y otra, los guionistas traten de colocar un mensaje para críos, y que quieran que la cinta “sea agradable para los niños” (en frase de la producción).

- Anuncio -

Así que ¡cuidado mamás y papás despistados!… Y si alguno se anima, que disfrute del temazo “La gasolina” (eso sí que es reggaeton del bueno) incluido en la banda sonora y de la inagotable capacidad de gesticulación de los tres protagonistas (entre ellos, Rob Schneider, inasequible al desaliento: El Gran Stan: el matón de la prisión).

Sinopsis

Tres amigos peculiares, hartos de ser perdedores, fundan su propio equipo de béisbol. Su primer paso es desafiar a un equipo de una escuela primaria, pero, en caso de lograr la victoria, podrían enfrentarse a los mejores equipos infantiles del estado. Y para colmo se convertirían en un ejemplo para todos los niños frustrados por su condición de «calientabanquillos».

Ficha Técnica

  • Fotografía: Thomas E. Ackerman, Sebastian Jungwirth
  • Montaje: Peck Prior, Sandy Solowitz
  • Música: Waddy Wachtel
  • Duración: 80 min.
  • Público adecuado: +18 años (SXD)
  • Distribuidora: Columbia
  • EE.UU. (The Benchwarmers), 2006
  • Estreno: 21.7.2006
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete