Los Croods: Cavernícolas

Lo mejor de DreamWorks en sus 15 años de películas animadas. Deliciosa, divertida, entrañable, vertiginosa.

DreamWorks Animation llevaba unos años de ca­pa caída. Había un abismo entre las películas de la competencia y sus flojas y facilonas sagas Ma­dagascar y Kung Fu Panda. El intento de hacer al­go nuevo con El secreto de los Guardianes fue un fracaso estrepitoso. Y que la joya de la corona fue­se Shrek, qué quieren que les diga…

Y llegan los trogloditas de la mano de Chris San­ders (Cómo entrenar a tu dragón) y Kirk de Micco (Space chimp) y logran una película formidable, que para mi gusto es lo mejor que ha hecho el estudio de animación de Spielberg, desde su pri­mera película en 1998, Hormigaz.

Sanders y De Micco, directores y guionistas, han construido una historia excelente, con unos per­sonajes interesantes, divertidos y muy atracti­vos. El conflicto es aparentemente -solo aparentemen­te- sencillo: familia cavernícola en paisaje de­solado. Temen la oscuridad. Grug y Ugga tienen tres hijos y una suegra. Y la adolescente Eep, peli­rro­ja de ojos verdes (doblada por Emma Stone, quién si no) quiere a los suyos, pero es rebelde y quie­re cambios.

El guión de Los Croods es una maravilla. El via­je, la transformación de los personajes, los cambios en las relaciones, los puntos de giro, la equi­librada mezcla entre lo grande y lo pequeño, en­tre la gran aventura y los pequeños espacios pa­ra el humor.

Con ese material, los animadores de DreamWorks han hecho un trabajo de primera, especialmente en los personajes, que se engrandecen por unas voces originales oportunísimas, tanto que pue­do escribir, sin que sirva de precedente, que Ni­colas Cage está estupendo dando vida al patriarca Grug. Catherine Keener es la madre, pero Kee­ner está bien casi siempre.

Los fondos son muy hermosos y la pantalla gran­de se hace imprescindible para gozar de unas secuencias de acción vertiginosas y originales, co­mo la de la apertura con el huevo. El gag fotográfico es delicioso y admite un doble sentido: el es­pectador queda marcado porque no ha visto una pe­lícula más, una parodia o una secuela; ha visto una gran película, en la que lo único que defrauda es la música de Alan Silvestri. DreamWorks ha hecho lo más original y valioso de su corta historia.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Yong Duk Jhun
  • Montaje: Darren T. Holmes
  • Música: Alan Silvestri
  • Voces originales: Emma Stone, Ryan Reynols, Nicolas Cage, Catherine Keener, Clarke Duke, Cloris Leachman
  • País: EE.UU.
  • Año: 2013
  • Distribuidora: Fox
  • Duración: 90 minutos
  • Público Adecuado: Todos
  • Estreno: 22/3/2013

The Croods

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete