Los otros dos: Quiero ser un poli duro

Los otros dos | El director de Pasados de vueltas y Hermanos por pelotas, guionista de gags en el show televisivo Saturday Night Live, dirige esta comedia pretendidamente salvaje sobre dos policías relegados a tareas de oficina que ven la oportunidad de convertirse en una pareja de polis de película, como la que forman sus compañeros Danson y Highsmith, interpretados durante un rato por Samuel L. Jackson y Dwayne Johnson.

Prototipo del subgénero del humor idiota-absurdo, Los otros dos lo abandona todo a intérpretes muy conocidos con fama de buenos improvisadores, situaciones surrealistas con un marcado cariz escatológico y unos diálogos procaces que insisten una y otra vez en los mismos temas. Machismo casposo a escape libre, mujeres florero explosivas enamoradas de panolis, Mark Wahlberg riéndose de su condición de hombre duro y resolutivo y poco más.

El problema de este tipo de película cumulativa (reúne tres docenas de gags) es que la trama no tiene chispa y la has visto mil veces. Te puedes reír con algunas patochadas (lo de Keaton es realmente divertido) pero son 7-10 minutos de los 107 que dura la cosa. Con un coste de 90 millones, se estrenó en agosto en Estados Unidos, donde recaudó 120. Es un dato.

Lo mejor: La salida de escena de la pareja de polis duros.

Lo peor: La trama está muy vista.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Oliver Wood
  • Montaje: Brent White
  • Música: Jon Brion
  • Duración: 107 min.
  • Público adecuado: +18 años (XD)
  • Distribuidora: Sony
  • EE.UU. (The Other Guys), 2010
  • Estreno: 12.11.2010
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor