Luz de domingo: Cacicadas

A principios del siglo XX, en el en el pequeño pueblo de Cenciella (Asturias), la enconada lucha entre dos bandos políticos acaba trayendo la desgracia a unos seres bondadosos e ingenuos: la pareja formada por Urbano y Estrella. Él, secretario del Ayuntamiento, es un hombre idealista y de firmes convicciones, que simpatiza con los liberales. Unas tierras muy codiciadas y un cacique harán que explote todo.

En esta nueva película de José Luis Garci, adaptación de una novela de Ramón Pérez de Ayala, la interpretación de Alfredo Landa domina las de un buen plantel de secundarios veteranos, que aportan un eficaz y teatral contrapunto de humor costumbrista al drama. Como suele ocurrirle, Garci se equivoca en el casting de los jóvenes, con unos decepcionantes Álex González y Paula Echevarría.

- Anuncio -

Hay situaciones que bordean el ridículo, como las que ilustran la amistad entre Estrella (Paula Echevarría) y Cova (Toni Acosta). La fotografía es soberbia, cálida y crepuscular, aunque se da el habitual exceso de preciosismo. Los encuadres parecen traslaciones de cuadros típicamente españoles de finales del XIX. Y la voz en off, y el ritmo parsimonioso, y la previsibilidad de un guión bien construido con ataques de verbosidad literaria.

Menos lograda que El abuelo, cercana a La herida luminosa, lejos de cosas tan ridículas como Historia de un beso, Tiovivo C. 1950 y Ninette, Luz de domingo es una buena película que gustará a los seguidores de un Garci que mejora cuando adapta obras ajenas.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Félix Monti
  • Montaje: José Luis Garci
  • Música: Pablo Cervantes
  • Duración: 110 min.
  • Público adecuado: +18 años (VX)
  • Distribuidora: Sony
  • España, 2007
  • Estreno: 16.11.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete