Mary y la flor de la bruja: El Studio Ponoc se viste de largo

· Mary y la flor de la bruja es una buena historia, entretenida, que mantiene el interés de principio a fin, y que respeta la inteligencia del espectador.

Hiromasa Yonebayashi, director formado por Hayao Miyazaki, que dirigió para el estudio Ghibli Arrietty y el mundo de los diminutos y El recuerdo de Marnie, ha elegido una novela fantástica británica para estrenar el Studio Ponoc.

Vayamos por partes: el Studio Ghibli se ha convertido en la fundación Ghibli para la conservación de la obra de Miyazaki. La producción y el equipo que trabaja en su estudio, tras muchas vacilaciones y el inesperado fallecimiento de quien hubiera sido el heredero natural del maestro Miyazaki, inicia un nuevo estudio.

La obra elegida, la novela The Little Broomstick, de Mary Stewart, tiene muchos de los elementos que pueblan el universo Ghibli como son el viaje de una joven, el gato, el bosque, el amor a la naturaleza, la desconfianza de la tecnología moderna, etc. Mary, niña de ciudad, tiene que pasar el verano en el campo, con una tía abuela a la que apenas conoce. El plan no es de su agrado. En el bosque encontrará un extraño gato que la conducirá a unas misteriosas flores luminosas primero, a una vieja escoba después, finalmente a Endor College, una escuela de magia que guarda un siniestro secreto.

El resultado no está mal, el director y su equipo se han esmerado en la realización, la animación está cuidada, los fondos son maravillosos… está todo el arte del Studio Ghibli, pero no es Ghibli, me decía una animadora belga. La historia parece excesivamente británica y un poco incómoda en el ropaje en el que la han metido. Da la sensación de que el director se ha preocupado por evitar cometer errores que no hubiera osado arriesgar, aunque el material se prestaba de sobra a las innovaciones. Sigue la línea narrativa principal y punto. J. K. Rowling encontró inspiración a espuertas.

Aclarado esto, es una buena historia, entretenida, que mantiene el interés de principio a fin, y que respeta la inteligencia del espectador, dejándole -como hace el libro original- que se vaya cuestionando algunas de las obvias afirmaciones que declaran los personajes a lo largo de la historia.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Toru Fukushi
  • Montaje: Toshihiko Kojima
  • Música: Takatsugu Muramatsu
  • Duración: 103 min.
  • Público adecuado: +7 años
  • Distribuidora: Selecta Visión
  • Japón (Meari to majo no hana), 2017
  • Estreno: 7.9.2018
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.