Medianeras: Soledades 2.0

Lo reconozco: tengo debilidad por las películas argentinas. Simplemente por el título tiendo a darles tres estrellas. Reconozco también que muchas veces son lentas y que no me cuentan demasiado… pero me lo cuentan tan bien. Es algo irracional, pero me pasa.

Al margen de esto, pienso que no exagero si digo que el arranque de Medianeras es muy bueno. Ese verborreico repaso a la arquitectura que termina convenciéndonos de que los hombres y las casas que habitan tienen más de un punto en común. Como me parece original el planteamiento de la historia (dos jóvenes tan tecno-conectados como solos que buscan su media naranja y que quizás la encuentren en su misma manzana) y el tono inicial, que recuerda mucho a la notable (500) días juntos. Además Pilar López de Ayala es siempre una garantía y aquí además sorprende con un conseguido acento porteño.

Y entonces ¿qué le pasa a Medianeras? Que a pesar de sus interesantes reflexiones, de sus acertadas críticas a una sociedad de la comunicación que mantiene a muchos incomunicados, de su reparto y de algunas divertidas soluciones formales (con mucho recurso a la infografía), la historia no aguanta el metraje y se disuelve como un azucarillo. En Medianeras está muy clara la idea, el planteamiento, pero se alarga, se embarulla y falla el desenlace. Es una pena que lo que empieza siendo una película brillante acabe con y como un vídeo de youtube.

Mientras escribía la crítica he confirmado mis sospechas. Sí, Medianeras antes había sido un corto (que por cierto ha desaparecido de la red). Y entonces lo entiendo todo.

Por cierto, las medianeras son los muros o paredes que separan dos casas que están juntas: qué bien titulan los argentinos.

+ El arranque y Pilar López de Ayala.

– El final.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Leandro Martínez
  • Montaje: Pablo Mari y Rosario Suárez
  • Música: Gabriel Vildosola
  • País: Argentina
  • Duración: 95 min. +18 años (sexo)
  • Distribuidora: Karma
  • Estreno en España: 18 Noviembre 2011