Memorias de China: Nostalgia de celuloide

Memorias de China. Mao Dabing es un joven, poco agraciado y apasionado por el cine, que trabaja como repartidor de agua. Un día tropieza con su bicicleta, cae y una misteriosa joven le golpea en la cabeza. Cuando recobre el sentido y encuentre a la chica -detenida por el incidente- ésta le dará las llaves de su apartamento y le pedirá que cuide de su pecera. En ca­sa de la joven, Mao descubrirá que comparten los dos el mismo entusiasmo por el cine.

Después de dirigir diversos telefilmes y programas para televisión, la realizadora Xiao Jiang (China, 1972) plantea su opera prima co­mo un homenaje al cine chino, que en el año 2005 cumplía sus cien años. La realizadora china no niega que hay un componente autobiográfico importante en esta historia que abarca dos generaciones de personajes que, en cierto modo, dejan que el cine marque el ritmo de sus vidas. “Aunque la historia de la película no es la mía -señala Xiao Jiang-, tengo dulces recuerdos de mi niñez en los cines al aire libre. Cre­cí en una época de grandes carencias materiales y espirituales en China. En aquel entonces no había televisión ni internet, ni siquiera te­níamos teléfonos. Y sin embargo lo recuerdo como una época muy feliz, principalmen­te porque veíamos muchas pe­lí­culas al aire libre”.

Efectivamente, estas proyecciones constituyen uno de los elementos esenciales sobre los que se construye la historia de Memorias de Chi­na. Una historia a veces mínima y ca­si nunca original -la comparación con Cine­ma Para­di­so es inevitable-, aunque para el espectador occidental puede ser novedoso ver como los per­sonajes construyen un imaginario a base de filmes, políticos y revolucionarios, chinos o albaneses. Quizás el pun­to fuerte de la película apa­rece con el fino humor y la sensibilidad que destilan algunas escenas en las que los dos ni­ños imitan lo que han visto en la pantalla; en es­te sentido, hay secuencias muy logradas como la batalla entre la pandilla, con bombardeo incluido.

Xiao Jiang ha impreso un ritmo pausado y un tono melodramático que armoniza con el relato nostálgico, aunque al final de la película aca­ba chirriando un poco.

Ficha Técnica

  • Fotografía:Chen Hong, Yang Lien
  • Montaje:Lei Qin
  • Música:Zhao Lin
  • País:China
  • Distribuidora:Notro
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Revista de crítica de cine & series y cultura audiovisual. Desde 1998