Memorias de Queens: Olor a Queens

Estrenada hace casi un año en Estados Unidos nos llega la opera prima de Dito Montiel (Nueva York, 1970), con etiqueta de independiente (premio al director y especial del Jurado para el reparto en Sundance 2006), y un reparto privilegiado.

Un escritor de éxito, Dito (Robert Downey Jr.) vuelve al distrito neoyorquino de Queens del que huyó hace quince años por problemas familiares. Su padre (Chazz Palminteri) está muriéndose y su madre (Dianne Wiest) cree que ha llegado el momento de superar heridas del pasado. Es momento de recordar una juventud que se da cabezazos con los problemas raciales, la violencia, el alcohol y las drogas, la promiscuidad sexual. Horas y horas de calle.

- Anuncio -

La historia no suena a vanguardista, pero tiene la ventaja de ser real (está basada en la propia autobiografía del director), y de ser trasladada a la pantalla con la veracidad que le imprime un reparto muy bien elegido y dirigido. Los Downey, Palminteri y Wiest están, como siempre, magníficos, y los jóvenes son de lo mejorcito que hay en Hollywood. Mención específica merece Shia Labeouf (al que ya vimos en Bobby (2006), que triunfa con Disturbia y tiene en la recámara Transformers, la última producción de Spielberg dirigida por Michael Bay), que interpreta al Dito jóven (muchísimo más presente en la película que el Dito maduro).

La película tiene momentos de cine grande y maduro. Tres ejemplos: la discusión entre Dito adolescente y su padre (sincera interpretación de gestos en las que se ve un padre que no sabe transmitir autoridad ni cariño con ese torpe abrazo que su hijo desprecia); el “te quiero” que a Dito se le escapa sin querer entre varias proposiciones de “hormono playboy prostibulario”; la llamada de una madre derrotada por la vida con la que se abre la película.

Todo ello con un estilo cercano en la planificación visual y en la música a la oscarizada Crash (2006), que maneja con bastante soltura desarrollando la historia a buen ritmo.

Una lástima que el final sea tan sosito (aunque se agradece el tono ciertamente abierto y tirando a positivo), y que el director haya caído en errores menores: resulta cansina parte de la presentación de personajes  basada en el “lenguaje de chicos Kronen”(aunque al menos no es en toda la película como en la reciente Infiltrados).

En fin, una obra interesante de un director que hace que su película huela a Queens, y no la de un tipo que un día vió un documental sobre Queens (problema cada vez más repetido en las nuevas generaciones de directores que tienen poco que contar sobre su vida y la cultura que les ha suministrado el McDonalds, la play-station y la MTV).

Ficha Técnica

  • Fotografía: Eric Gautier
  • Montaje: Christopher Tellefsen, Jake Pushinsky
  • Música: Jonathan Elias
  • Duración: 98 min.
  • Público adecuado: +18 años (VD)
  • Distribuidora: Alta
  • EE.UU. (A Guide to Recognizing Your Saints), 2006
  • Estreno: 8.6.2007
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete