Mi segunda vez: El verano ya llegó…

Mi segunda vez | Tras dos años de ausencia -estaba trabajando en Broadway-, Zeta-Jones (Sin reservas, eran otros tiempos) regresa a la pantalla grande para dar vida a Sandy -atractiva cuarentona, madre de familia y deportista- que descubre que su marido la engaña y se marcha con sus hijos a Nueva York. Su casero, Aram, se ofrece a hacer de canguro cuando haga falta; el joven tiene el corazón destrozado por la traición de su mujer, una bella francesa que le abandonó nada más conseguir el permiso de residencia. A pesar de la diferencia de edad…

Freundlich arranca la película con cierta gracia, pero inmediatamente se entrega al cliché, a la grosería, al tópico escatológico, abuso del conflicto «diferencia de edad entre ella y él», resuelto finalmente de una forma insoportablemente cursi.

Sinopsis

Cuando Sandy (Zeta-Jones), una madre de 40 años, descubre que su marido la engaña, su mundo aparentemente perfecto se derrumba. Sin pensárselo dos veces, se traslada a Nueva York con sus dos hijos para rehacer su vida. Allí conoce a Aram (Justin Bartha), un encantador universitario de 24 años que trabaja en la cafetería bajo el apartamento que alquila Sandy. Cuando ella encuentra trabajo, le pide a Aram que haga de canguro de sus hijos…

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (The Rebound, 2009)
  • Jonathan Freeman
  • Christopher Tellefsen
  • Tim Perell, Bart Freundlich, Mark Gill, Robert Katz
  • Aurum
  • 97 minutos
  • Mayores de 18 años (sexo, lenguaje crudo)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.