Mi último día sin ti: Reajustes laborales y vitales

Mi último día sin ti. Producto aceptable desde el punto de vista técnico, pero con un guión mediocre, previsible, simple, aburrido y esquemático

Un joven y exitoso ejecutivo alemán hace un viaje relámpago a Nueva York. Su misión es cerrar la filial de su empresa en esa ciudad. Pero antes de ejecutar su trabajo conoce a Leticia, una hermosa chica negra, con la que establece una curiosa relación.

Aunque el realizador Stefan C. Schaefer (Arrange, 2007) tiene cierta trayectoria y es conocido en el mundo del cine independiente americano, y Ken Duken es un joven actor alemán de moda en su país y que además desde hace pocos años se dedica también a la producción, esta película que ahora llega a España deja que desear.

Mi último día sin ti
Mi último día sin ti

Estamos ante un producto aceptable desde el punto de vista técnico, pero con un guión mediocre, previsible, simple, aburrido y esquemático. Su estructura adolece de profundidad, entre otras cosas, porque la trama principal tiene unos puntos de giro con unas evoluciones increíbles para una historia que sucede en un día y la única trama secundaria no está desarrollada y peca de sensiblera. Eso sí, toda la historia está cargada de buenas intenciones, que barnizan las secuencias en cada momento.

Los actores no lo hacen mal, pero es difícil que haya química si la historia no transmite autenticidad. Las escenas más verdaderas y emotivas son las musicales, cuando la protagonista -que quiere ser cantante- hace alarde de sus dotes.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Dan Hersey
  • Montaje: Brent McCorkle
  • Música: Scott Jacoby  
  • Duración: 90 min.
  • Distribuidora: European Dreams Factory
  • Público adecuado: +16 (-X)
  • Estreno en España: 9.5.2014

EE.UU. (My last day without you), 2011. 

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Profesora universitaria de Cine Español y Estética Musical. Directora Grado Comunicación en Centro Universitario Villanueva