Miedos 3D: Nada nuevo bajo el sol

La familia Thompson se acaba de mudar a Bensonville en busca de un nuevo comienzo. La unión familiar es increíblemente frágil y la madre tiene que afrontar la oposición de su hijo adolescente al traslado. Sumergida en su nuevo trabajo, Susan no será consciente del enorme peligro que acecha a sus hijos tras el agujero que se halla en el sótano.

El veterano director Joe Dante, conocido principalmente por el largometraje Gremlins, dirige Miedos 3D. Lejos de sus juegos entre el terror y el humor, Dante intenta jugar con el terror psicológico y la mesura. Alejado de los grandilocuentes efectos sonoros y de las escenas sangrientas, el filme maneja claros referentes del género como son el símbolo del pozo maldito, los juguetes como vehículo del miedo -clara alusión al payaso de Poltergeist– o al tratamiento de la imagen fantasmagórica propuesta por la japonesa The ring.

Film insustancial, Miedos 3D avanza lentamente hacia un clímax un tanto naif y simplista. El guión de Mark L. Smith poco aporta al género y se ve atrapado por las propias trampas del relato, en el que desde el comienzo las reglas del juego son quebrantadas para producir la sorpresa. Así se justifica que el primer elemento que acecha a los protagonistas sea la mal caracterizada niña fantasma.

Cinta técnicamente correcta, en la que la tecnología 3D se mantiene en lo anecdótico; destaca fundamentalmente la secuencia final dentro de la oscuridad.


La secuencia final en la oscuridad.

El maquillaje de la niña.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (The Hole 3-D, 2009)
  • Theo Van De Sande
  • Marshall Harvey
  • Javier Navarrete
  • DeAPlaneta
  • 92 minutos
  • Mayores de 16 años (temática)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año