Millennium 3: La reina en el palacio de las corrientes de aire

Millennium 3: La reina en el palacio de las corrientes de aire: Se acabó…

Más aburrimiento y menos violencia en este farragoso desenlace de la trilogía.

Tras Millennium 1 y Millennium 2 y otros cuatro meses transcurridos, ya tenemos el desenlace de las aventuras de Lisbeth Salander, con el mismo reparto y en perfecta consonancia con las dos películas anteriores, aunque algo más desordenada y menos sórdida.

Mientras Salander se recupera -de un modo bastante improbable, por cierto- de sus muchas heridas, el periodista Mikael Blomkvist continúa su investigación para limpiar el nombre de esta chica extraña que vive constantemente amenazada. El hilo de fondo -si es que hay alguno- es el juicio en el que una sumisa abogada, hermana del periodista, tendrá que demostrar la inocencia de Salander y destapar el complot de una organización secreta, basándose en unas pruebas que surgen de la nada en el último momento.

Una trama mal hilvanada y bastante confusa; unas pocas secuencias de acción elementales hasta el sonrojo; una serie de personajes en los que no da tiempo a profundizar. Dudo que la consolidación del cine sueco tenga que pasar por esto, como algunos han sugerido muy alegremente. Lo único elogiable es que, en el afán por atar todos los cabos sueltos, no hay tiempo para recrearse en las escenas más sórdidas del pasado de la protagonista.

Farragosa y aburrida, uno no puede sino aliviarse de que sea la última entrega de la trilogía.

Blanca Álvarez de Toledo

Que sea la última.

ufff, afff, efff, madre, qué cartel.


Millennium 3: La reina en el palacio de las corrientes de aire.

Daniel Alfredson  Jonas Frykberg, Ulf Ryberg  Peter Mokrosinski  Hakan Karlsson  Jacob Groth  Michael Nyqvist, Noomi Rapace, Annika Hallin, Johan Kylén, Michalis Koutsogiannakis, Per Oscarsson, Anders Ahlbom, Lena Endre, Sofia Ledarp  Vértigo  148 minutos  Adultos