Míos, tuyos y nuestros: Una familia de 20

Míos, tuyos y nuestros | Divertida comedia basada en un hecho real: dos viudos con familia numerosa se enamoran y forman una nueva y aún más numerosa familia. La película original, de 1968, la interpretaban Henry Fonda y Lucille Ball. Aunque la cinta ha aguantado bien el paso del tiempo, el remake era inevitable aunque, también, como en tantos otros casos, totalmente prescindible.

Raja Gosnell (Scooby Doo, Nunca me han besado) no ha querido añadir cambios significativos en la historia -quizás éste sea su mayor logro- y ha montado la película apoyándose en los gags humorísticos: unos gags demasiado obvios, largos y bastante repetitivos (y si no, cuenten las veces que los encantadores chicos destrozan la casa) acompañados, además, de una banda sonora de circo de pueblo; aunque quizás a semejantes destrozos no se les puede poner otra música.

Si el original apostaba por la comedia de personajes, con abundancia de diálogos ingeniosos y situaciones hilarantes, el remake se decanta decididamente por la denominada comedia física, término al que empiezo a tener pánico pues suele significar personajes que se caen por las escaleras, lámparas que se estrellan contra el suelo, gente que se tira por la ventana o que devasta un supermercado.

Una pena, porque con una buena historia -lo es- y una pareja con química -la hay: los convincentes Rene Russo y Dennis Quaid– se podría esperar un resultado mejor. Con todo, una película simpática y entretenida, oportuna en periodo de vacaciones escolares.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Yours, mine & ours, 2005)
  • Fotografía: Theo Van de Sande
  • Montaje: Stephen A. Rotter, Bruce Green, A.C.E.
  • Música: Christophe Beck
  • Distribuidora: Sony
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año