Misión imposible: Nación secreta | Y ahora viene…

· Tom Cruise es un currante tenaz: con McQuarrie y Abrams de socios consigue una buena película de superespías sin fronteras.

Después de darse varias castañas en la taquilla y ganar la indiferencia de la crítica con películas anodinas y llenas de trastos, armas, viajes en el tiempo y porrazos que se pagaba rodeándose de actrices tan solventes como Olga Kurylenko, Cameron DíazEmily Blunt y Rosamund Pike, el viejo Tom ha vuelto con una buena película de acción, con todos los clichés imaginables, pero buena por disfrutable.

- Anuncio -

El carácter episódico del cine comercial norteamericano ha existido siempre, pero ahora más. Los héroes de acción permanecen tres o cuatro décadas en activo y sus osamentas parecen inmunes a las caídas y golpazos más dolorosos. Porque hay muchos espectadores que gustan de los reencuentros, del gustillo que da preguntarse cuándo subirá la chica la escalera con la falda imposible, cuándo se quitará la máscara el bueno, cuándo saldrán la megamoto, el arma letal camuflada, el gadget, la cuenta atrás, etc, etc.

Cruise (quien diga que es mal actor no sabe de qué va esta fiesta) es un trabajador infatigable y no solo porque se prepare físicamente para cada película de una manera impresionante sino por el empeño que pone en la promoción, por la tenacidad por defender que hay una nación secreta de seguidores de sus películas con persecuciones, fiestorros donde los malos quieren armar lío y chicas de caritas angelicales que te ponen mirando para Alemania en cuanto te descuidas.

Total, que Misión imposible: Nación secreta podía haber sido un episodio anodino como el anterior (no olvidemos que dirigía Brad Bird) y no lo es porque maneja con habilidad las rutinas de una saga que, como otras películas, quiere recuperar a los especialistas y reducir las fantasmadas digitales. Bien rodada y mejor montada, la historia no se pierde en demoras autocomplacientes y va al grano, al trigo que pide el que paga la entrada para ver una película así.

Hartos de carísimas produciones con postales de medio mundo y look de anuncio de colonia cara con gasas, ventiladores, playas recién barridas, barbas de tres días peinadas pelo a pelo y vocecita cavernosa de maromo/a con acento transnacional, la quinta entrega de M:I (y la nueva versión de Operación U.N.C.L.E., Spectre y la vuelta de Bourne a las manos de Greengrass) es una buena noticia para los aficionados a las películas de superespías y conspiraciones.

Nos seduce más un tipo parecido a Keaton y Tati que un pavo clónico retocado digitalmente.

Con todo, me ha gustado mucho más Operación U.N.C.L.E.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Robert Elswit
  • Montaje: Eddie Hamilton
  • Música: Joe Kraemer
  • Distribuidora: Paramount
  • Duración: 131 min
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Paramount
  • Mission: Impossible. Rogue Nation. USA, 2015.
  • Estreno en España: 7.8.2015
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año