Monsters: Amor en tiempos de aliens

Película sencilla y distinta, una emotiva historia de amor con un telón de fondo apocalíptico.

Por un error de la NASA, México permane­ce des­­de hace años invadido por criaturas aliení­ge­­nas. El reportero fotográfico An­drew Kaul­der se encuentra en San José, Mé­xi­co, cuando re­cibe la orden de recoger a Sa­mantha Wyn­den, la hi­ja del dueño de la agencia de no­ticias donde tra­baja, ­y escoltarla hasta una zo­na segura en la costa.

A los que les gustó District 9, una película ro­­da­­da con mucha ingenio y poco dinero, pro­ba­­ble­men­te les guste Monsters. Digo es­to porque se ­tra­ta de una opera prima distin­ta que sor­­pren­de por huir de los clichés ha­bituales del abun­dan­te cine de invasiones alienígenas que tene­mos que soportar des­de el 11-S. Esta cu­­riosa pe­lí­cula, que ape­nas ha costado un mi­llón de dó­la­res, demues­tra una vez más que cuan­­do se ­cui­da la historia y los personajes es fá­cil con­mo­ver y entretener.

Aquí todo el peso recae en dos ­ac­tores prime­­rizos en el cine que ya había­mos ­vis­to en va­­rios capítulos de C.S.I. En su viaje ­ha­cia la fron­­tera a Estados Unidos re­correrán un ­pai­­saje de western, género con el que tiene bas­­tan­te que ver el tono con­templativo y crepus­­cular de la película.

Monsters (Gareth Edwards, 2010)
Whitney Able y Scott McNairy en Monsters (Gareth Edwards, 2010)

La cinta es un auténtico placer visual, con ­pla­nos largos y una fotografía luminosa basa­da ­en los colores cálidos del desierto meji­cano. De ­es­ta manera, el director huye de ­los convencionales paisajes gri­ses y descolori­dos de este tipo de historias. Todo ello hace que ­el guión, conte­nido y matizado hasta el fi­nal, vaya llevan­do al espectador hacia un terri­to­rio distin­to.

Se nota mucho la influencia del primer Alien ­en la película, ya que apenas vemos a esas cria­tu­­ras, sólo las oímos (magnífico por cier­to el di­se­­ño de sonido que define a esa espe­cie de pul­pos gigantes). Y se aprecia el cuida­do de deta­lles visuales que enrique­cen la his­toria de amor: ­es una película de silencios y miradas, no de ­gran­­des decla­ra­ciones román­ticas. ­Pro­­­ba­blemente si John Ford, Ho­ward Hawks o ­An­­thony Mann hubiesen hecho una película ­de extra­terrestres, se parecería bastante a ­Mons­­­ters.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Gareth Edwards
  • Montaje: Colin Goudie
  • Música: Jon Hopkins
  • País: Reino Unido
  • Año: 2010 
  • Duración: 94 m.
  • Distribuidora: Avalon
  • Público adecuado: +16 años
  • Estreno en España:  21.1.2011
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete