Monstruos contra alienígenas: Entretenida, limitada

Rob Letterman y Conrad Vernon demostraron con El espantatiburones y Shrek Tercero el afán por llegar a públicos adultos sin caer en la zafiedad y el mal gusto. También demostraron que tienen cierto ingenio para las historias, aunque sus películas están muy lejos de llegar a ser redondas.

Con Monstruos contra alienígenas sucede algo parecido: se trata de un entretenimiento digno que no toca fondo pero tampoco roza la gloria en ningún momento. Bueno, en algún momento sí, en concreto hay tres momentos desternillantes, muy ingeniosos, que llaman la atención sobre el resto, más bien anodino. Probablemente el problema esté en que hasta cinco guionistas han elaborado el desequilibrado libreto final.

Aún así, la animación en 3D está muy lograda, exceptuando las escenas en movimiento que se ven bastante borrosas y el efecto es bastante mareante. Los personajes se quedan cortos de ingenio y desarrollo, aunque resultan simpáticos. El argumento, por otro lado, recuerda demasiado a la enloquecidas Mars Attack y Monstruos S.A. Quizás por esto defraude el desarrollo de la historia: hemos visto invasiones y monstruos más gamberras y más creativas. El ritmo es bueno y el 3D hará que mayores y pequeños pasen un buen rato con esta sana oferta de animación para las vacaciones.

Ficha Técnica

  • Montaje: Joyce Arrastia, Eric Dapkewicz
  • Música: Henry Jackman
  • Duración: 94 min.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Paramount
  • EE.UU. (Monsters vs. Aliens), 2009
  • Estreno: 3.4.2009
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año