Mortal Engines

Crítica de la película

Peter Jackson y su equipo comandan esta historia de ciencia ficción juvenil que describe un mundo post apocalíptico, donde las ciudades se mueven y luchan por la supervivencia

588
0
Compartir
portada
Mortal Engines

· Mortal Engines, o Máquinas mortales, es una obra original cuyo principal atractivo está en la producción y el diseño; la estética –steam-punk– es un logro.

Ciudades rodantes

Mortal Engines es una tetralogía de novelas de ciencia ficción juvenil que describe un mundo post apocalíptico. La acción comienza cientos de años después de que la guerra que duró sesenta minutos acabara con la civilización. Las ciudades tienen ruedas, se mueven y luchan por la supremacía o por la supervivencia. Estamos en Londres y asistimos a una conspiración por hacerse con el control de la poderosa ciudad y convertirla en un gigantesco tirano que dominaría el mundo. Para impedir tal atropello aparecen Hester, personaje enigmático que se va conociendo poco a poco; el genial pero ingenuo Tom, que será desterrado de Londres; y una criminal/fugitivo con orden de busca y captura.

Mortal Engines, o Máquinas mortales, es una obra original cuyo principal atractivo está en la producción y el diseño; la estética –steam-punk– es un logro. Su principal reclamo es la presencia de Peter Jackson (El Señor de los Anillos) y su equipo. Dirige, y es su opera prima, Christian Rivers, que ganó un Oscar por los efectos visuales de King Kong.

Desgraciadamente si la presentación de ese mundo y sus habitantes es prometedora, la trama sigue después terrenos muy trillados, recuerda a muchas otras películas, y no está a la altura de las expectativas creadas. Todo queda en un entretenido espectáculo visualmente poderoso.

A propósito, el título es una cita del acto III de Otelo de Shakespeare: “And O you mortal engines whose rude throats/Th’immortal Jove’s dread clamors counterfeit…”.​

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.