Mortdecai [5,5]

Koepp adapta unas divertidas novelas británicas. Thriller paródico, con todos los tópicos británicos al uso y un gran reparto. Falta la vis cómica.

- Anuncio -

5Dirección: David Koepp. Guión: Eric Aronson, Peter Baynham, David Koepp. Fotografía: Florian Hoffmeister. Montaje: Jill Savitt. Música: Mark Ronson, Geoff Zanelli. Intérpretes: Johnny Depp, Ewan McGregor, Gwyneth Paltrow, Olivia Munn, Paul Bettany, Jeff Goldblum

Duración: 106 min. Distribuidora: La Aventura Público adecuado: +16 años (VSD)

USA, 2015. Estreno en España: 10.04.2015

El té de las cinco

Johnny Depp interpreta a Charlie Mortdecai, excéntrico aristócrata británico, héroe de varias novelas muy populares en el Reino Unido en las que se dan cita el humor, los tópicos británicos en la línea de Woodehouse, y tramas policiacas no menos paródicas; Mortdecai mantiene su nivel de vida a base de deudas y de negociar con obras de arte, a veces dentro de la legalidad. Tiene una bella e inteligente esposa (Gwyneth Paltrow), y un polifacético mayordomo -mujeriego para más señas- lleno de recursos (Paul Bettany). En esta aventura Mortdecai ha decidido dejarse bigote y tiene que resolver el misterio de una pintura de Goya que codician diversas organizaciones, unas criminales, gubernamentales las otras.

David Koepp, guionista de éxito, director correcto, es responsable de una película que tiene todos los ingredientes de una gran comedia, pero a la que le falta esa chispa que mantiene los elementos en su sitio: el reparto, la fotografía y el diseño son impecables. La historia, a priori, también; pero Koepp sigue con bastante fidelidad una novela … que no conoce nadie fuera del Reino Unido, y una novela de gusto local que, al pasar a la pantalla grande y a un mercado internacional, necesitaría una revisión para sintonizar con ese público. El resultado es una elegante comedia negra que se ve con simpatía, pero a distancia; en la que se reconocen los múltiples temas que parodia, pero que sólo arranca algunas sonrisas, nunca la carcajada.

Johnny Depp es un excelente Mortdecai, pero es un lastre para la película, arrastra una sombra demasiado grande; Mortdecai debería ser cualquier aristócrata británico, y sólo paulatinamente descubrir sus múltiples peculiaridades. La Paltrow es luminosa en su pequeño papel, Bettany destaca en cada aparición.

Un pequeño divertimento que debería haber dado mucho más de si.

Fernando Gil-Delgado

Fernando Gil-Delgado
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.