· No es una secuela más del muñeco diabólico, este Chucky pretende ser un reinicio completo de la saga: Chucky nació hace 31 años; ha tenido seis secuelas, bastante flojas casi todas, que incluyen una novia y un hijo.

Chucky regresa a la gran pantalla

Un importante  anuncio de Kaslan corp. presenta a Buddi, un maravilloso muñeco inteligente, destinado a convertirse en el nuevo BFF («Best Friend Forever») de los niños; Buddi es una mezcla de tecnología punta y muñeco tradicional, un robot doméstico al servicio de los más pequeños. Una breve secuencia muestra la alevosa manipulación del microchip de uno de los juguetes en la fábrica. Más adelante vemos cómo este juguete en particular llega a manos de Andy, un niño solitario, en una familia disfuncional. El muñeco se da cuenta de que Andy necesita ayuda y lo defenderá de propios y extraños a su manera.

No es una secuela más del muñeco diabólico, este Chucky pretende ser un reinicio completo de la saga: Chucky nació hace 31 años; ha tenido seis secuelas, bastante flojas casi todas, que incluyen una novia y un hijo. También tiene un grupo de incondicionales que se las saben todas y no perdonan el mínimo desliz, por ejemplo que la voz del nuevo muñeco sea la de Mark Hamill en lugar de Brad Dourif. Del mismo modo hay quienes critican la elección del director Lars Klevberg y esperan con ilusión la próxima entrega de Chucky de manos de Don Mancini, creador de la serie. La principal diferencia entre el original y este muñeco es que el primer Chucky es una película de terror con toques de humor; este nuevo muñeco es una comedia con toques de terror. El primer Chucky se animaba por motivos «sobrenaturales» como fue el ritual vudú. Éste, como aquellos Toy Soldiers, vive gracias a un superchip. El resto es educación.

La primera parte de la historia es canónica en la presentación de los personajes, en particular a un chaval intrigado por un extraño juguete. Después entran en acción los primeros amigos de Andy que maleducan a Chucky: el muñeco observa atentamente lo mucho que se divierten los niños viendo La matanza de Texas 2, toma buena nota de cómo utilizar un cuchillo de cocina para usar lo aprendido en beneficio de Andy; sirva de pequeña crítica social realizada para entretener. El final de la historia es la inevitable escalada de violencia, con sus peculiares toques de humor.

Los autores (participaron en It) tienen todo el tiempo muy claro de que su película es puro entretenimiento y aciertan plenamente tanto en los sustos como en las risas; de hecho conseguir el equilibrio entre esos dos aspectos es el mayor logro de esta cinta. A pesar de lo que dicen los incondicionales de Chucky, este reboot es mejor que el original (pero te tiene que gustar el género).

Ficha Técnica

  • Dirección: Lars Klevberg
  • Guion: Tyler Burton Smith
  • Fotografía: Brendan Uegama
  • Montaje: Tom Elkins, Julia Wong
  • Música: Bear McCreary
  • Intérpretes: Aubrey Plaza, Brian Tyree Henry, David Lewis (II), Gabriel Bateman, Ty Consiglio, Carlease Burke, Tim Matheson, Beatrice Kitsos, Trent Redekop, Hannah Drew
  • Duración: 100 min.
  • Público adecuado: +16 años (V)
  • Distribuidora: Vértigo
  • EE.UU. (Child’s Play), 2019
  • Estreno: 28.6.2019
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.