Mussolini va a morir: El último viaje

Mussollini va a morir cuenta las últimas horas del dictador italiano antes de su ejecución (el 28 de abril de 1945). Rafael Gordon (Teresa, Teresa, La mirada de Ouka Leele) ha imaginado que aquella postrera noche, acompañado de Clara Petacci -para su desgracia, el CLN la autorizó a reunirse con él-, Mussollini haría un examen lúcido de su vida y obra, de sus motivos, de sus logros y de sus fracasos, haría balance y sacaría conclusiones. Gordon ha dispuesto un enfrentamiento entre Il Duce y Benito Mussolini, el mito enfrentado al hombre desnudando su alma ante Clara Petacci, cuya silenciosa presencia tiene gran fuerza.

La película está basada en la obra de teatro Mussollini debe morir que también escribió y dirigió Gordon, con Miguel Torres y Julia Quintana en los papeles protagonistas. La adaptación está realizada sin concesiones: el mismo texto y como único decorado una improvisada celda de ocho metros cuadrados con un ventanuco por el que entra la luz del sol. Gordon no ha intentado en ningún momento «airear» la obra, introducir imágenes de archivo que ilustren los acontecimientos, ni hacer llevadero el discurso. Sólo la presencia de los actores y el poder de su discurso mantiene la atención del público.

- Anuncio -

¡Y qué discurso! Todo un tratado de ideales y traiciones; el líder que pasa de servir a las masas a servirse de ellas, el arte de engatusar y manipular a la gente, seduciendo, alagando, convirtiéndolas en cómplice,…  y la reflexión se convierte en algo actual que tiene mucho de historia actual sobre información, control, pensamiento único, comodidad, consumismo y la fácil tentación fascista que una masa «fascistada» favorece.

El resultado es una obra dura, difícil, para un público culto y, sin duda, valiosa. En rueda de prensa, Rafael Gordon comentó que era consciente de que su película no «arrasaría», pero que querría que durara en el tiempo; llegó a decir que así, tal vez dentro de treinta años, quien la viera apreciaría que alguien de esta época tuviera esa conciencia social.

La fotografía de Gaizca Bourgeaud es excelente, particularmente valiosa al dar peso  a Julia Quintana, pero no evita que pensemos que estamos viendo una obra de teatro. El sonido es límpido y está muy cuidado. Miguel Torres, un gigante.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Gaizca Bourgeaud
  • Montaje: Julia Juániz
  • Música: Jorge Magaz
  • Duración: 82 min.
  • Distribuidora: Pirámide Films
  • Público adecuado: +16 años
  • Estreno: 10/5/2013

Mussolini debe morir. España, 2013

 

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.