Nada más

Con una cierta crítica al sistema cubano, Cremata intenta recrear el estilo dulce de la francesa Amélie a través de caprichosos trucajes

Nada más (Juan Carlos Cremata, 2001)

Nada más: Nada menos

Nada más | El cubano Juan Carlos Cremata aburre lo indecible con su debut, Nada más. La cosa va de una chica (Thais Valdés) que trabaja en Correos y se dedica a reescribir las cartas que le llegan para endulzar la vida a sus destinatarios. Cremata intenta recrear el estilo dulce de la francesa Amélie a través de caprichosos trucajes (introducir colores en la fotografía en blanco y negro, planos relentizados y acelerados) sin justificación narrativa.

Hay una cierta crítica al sistema cubano, tan leve como obvia, y una moraleja: emigrar no es la solución para cambiar el país. Del reparto, con una insufrible tendencia al histrionismo, sólo destaca la dulce Valdés, un cruce latino de Audrey Tatou y Jean Seberg.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Raúl Rodríguez
  • Montaje: Antonio Pérez Reina
  • País: Cuba
  • Año: 2001 
  • Distribuidora: Sherlock
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Salir de la versión móvil