Narc: Medios y fines

No es nuevo el interés del cine norteamericano por el narcotráfico y la corrupción policial, un círculo vicioso en el que EE.UU. tiene mucho que ver, por aquello de la oferta y la demanda.

Tras el éxito fulgurante de Traffic, Tom Cruise y Paula Wargner (Mission imposible, Vanilla sky, Los otros) producen Narc, que se inspira en el documental The thin blue line para indagar en los demonios interiores de un policía suspendido por sus métodos poco ortodoxos, y vuelto a habilitar para descubrir al culpable del asesinato de la muerte de un oficial en acto de servicio.

- Anuncio -

Para introducirnos en este mundillo de mafias, falsas identidades y corruptelas, el director californiano de 34 años Joe Carnahan (que dirige la tercera entrega de Mission imposible) opta por un estilo descriptivo, descarnado y muy violento, con una fotografía de mucho grano y presencia constante de tonalidades grisáceas para la puesta en escena de un mundo decadente.

Con un arranque trepidante y virulento, Narc adolece del serio problema de la sobredosis informativa, traducida en tramas secundarias que se pierden a mitad del metraje. A los personajes les falta tridimensionalidad y hay situaciones inverosímiles, a pesar de las excelentes interpretaciones de Jason Patric y Ray Liotta (también productor de la cinta).

Narc vuelve a plantear la gran cuestión. ¿Se puede (está claro que sí), se debe usar la violencia y la mentira contra aquellos que la utilizan contra nosotros? ¿Puede ser digno de confianza un estado que autoriza la guerra sucia contra delincuentes o terroristas?

Ficha Técnica

  • País: EE.UU., 2002
  • Fotografía: Alex Nepomniaschy
  • Montaje: John Gilroy
  • Música: Cliff Martínez
  • Distribuidora: UIP
  • Estreno en España: 14 marzo 2003
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Laura Montero Plata
Doctora en Historia del Cine, Animación Japonesa y Cines de Asia Oriental