NEDS (No educados y delincuentes): Pandilleros de Glasgow

Peter Mullan se llevó la Concha de Oro a mejor película y el premio a mejor actor en San Sebastián por este drama ambientado en Glasgow en los años 70. La historia del joven John discurre entre su entrada en un colegio de secundaria, donde se descubre como un alumno muy dotado, y su descenso a los infiernos como pandillero brutal.

Nada de lo que cuenta este tercer largometraje de Mullan es novedoso u original, ni tiene especial fuerza; estamos ante una historia mil veces contada por el cine social británico. Mullan, con un dilatada carrera como actor, ha dirigido una película correcta, en la que desentonan los excesos de un guión mal desarrollado, excesivamente largo, caprichoso en algunas tramas y en la construcción de personajes, con unos conflictos poco creíbles. El personaje del padre de John -que se ha reservado el propio director en una interpretación muy pobre- es paradigmático, en este sentido: es puro cartón.

En el haber de la película están unos buenos casting y dirección de actores, con un debutante que cumple bien con su papel. La música de Armstrong (Moulin Rouge) y la puesta en escena son eficaces.

Mullan es un contador de historias atrapado por unas obsesiones recurrentes, que afloran con ocasión y sin ella: las escenas relacionadas con el catolicismo en esta película son una marcianada, una burda provocación soldada con un soplete porque no responde para nada al discurso de la película; por otro lado, la apelación al realismo mágico en la secuencia del zoo es muy discutible. Los personajes están marcados por un determinismo fatalista que termina pareciendo una pose, casi una patente de corso para contar atrocidades y recrearse en ellas, como ya hizo en Las hermanas de la Magdalena.

Los premios en San Sebastián a una película así, hablan de las horas bajas de un festival que tiene unos problemas tremendos para completar una sección oficial digna de un categoría A.

Lo mejor: El casting.

Lo peor: El personaje del padre.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Roman Osin
  • Montaje: Colin Monie
  • Música: Craig Armstrong
  • Duración: 124 min.
  • Público adecuado: +18 años (V+D+X)
  • Distribuidora: Golem
  • Reino Unido (NEDS), 2010
  • Estreno: 3.12.2010
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor