Inicio Críticas películas El niño que pudo ser rey

El niño que pudo ser rey

Crítica de la película

Escrita y dirigida por Joe Cornish, aun con algunos defectos, resulta en conjunto simpática y más bien una agradable sorpresa, positiva y lejos de lo de siempre

257
0
Compartir
portada
El niño que pudo ser rey

· El niño que pudo ser rey es entretenida pero parece que puede interesar más a padres con hijos jóvenes que a estos mismos; los protagonistas son demasiado anodinos -sin duda es deliberado- y parecen poco carismáticos.

Arturito

Alex, como Harry Potter y tantos otros, es inglés, va al colegio, y no tiene muchos amigos. Vive con su madre y echa de menos a su padre que los abandonó por alguna razón misteriosa. Su único amigo es Bedders, un Manolito gafotas cargante y víctima habitual de bullying. La vida y el curso abandonarán su monotonía el día en que Alex, huyendo de Lance y Kaye (los abusones de la escuela) tropiece con Excalibur (la espada del rey Arturo) y descubra que tiene que salvar Bretaña -y el mundo- del inminente regreso de la bruja Morgana.

Escrita y dirigida por Joe Cornish. Conviene aclarar que éste tiene una larga trayectoria de guiones dirigidos a jóvenes y como tal participó en Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio y Ant-Man; también escribió y realizó Attack the Block, otra película fantástica, de aventuras, cuyos héroes eran niños. Destaca Cornish por la aventura que inspira en los jóvenes, sobre todo en los chicos y chicas normales, deseos de hacer algo bueno y generoso. En el caso presente toma un colegio y enfrenta a los jóvenes con la alternativa de vivir una vida cómoda, anodina, aburrida o arriesgarse a hacer algo grande, aunque cueste.

El niño que pudo ser rey es entretenida pero parece que puede interesar más a padres con hijos jóvenes que a estos mismos; los protagonistas son demasiado anodinos -sin duda es deliberado- y parecen poco carismáticos -los de Attack the Block tenían personalidades mucho más vigorosas-; la gran apuesta es conseguir que los protagonistas -y el público con ellos- acepte la aventura fantástica en un mundo absolutamente ordinario y banal, pero lo logra; los efectos especiales a veces suenan a deja vu. En conjunto resulta simpática y más bien una agradable sorpresa, positiva y lejos de lo de siempre.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.