No molestar: La infancia del arte

Un sábado cualquiera Michel, dentista y apasionado del jazz, encuentra en el rastro el rarísimo álbum Me, myself and I, vinilo de colección que buscaba desde hacía años. Feliz como un niño va a casa y se dispone a escucharlo; pero su mujer, su hijo, su madre, su vecino… todo el mundo parece dispuesto a impedirle disfrutar de una una hora de tranquilidad; ¿logrará escuchar su apreciado disco?

Leconte (El hombre del tren, La viuda de Saint-Pierre) se dio a conocer con las comedias Les Bronzés y otras bufonadas fáciles y resultonas; con los años mejoró la calidad de sus cintas, a costa de las risas. No molestar sería una vuelta a los orígenes, una comedia de situación, con equívocos y situaciones que rozan el absurdo; y, en este caso, manteniendo tono y forma elegantes.

No molestar no descubre nada nuevo, representa -como dicen en Francia-, la infancia del arte: un personaje, un propósito, un gag; Michel quiere escuchar su disco y cada vez que lo intenta surge algo que viene a contrariar su propósito, y la historia se repite una y otra vez, para regocijo del espectador que se pregunta «¿qué sucederá ahora?».Cada nueva contrariedad, cada gag revela algo más del protagonista, de su familia, de sus amigos, sus vecinos.

No molestar es una película lineal; avanza con ritmo firme sin pérdidas de tiempo, dilaciones ni subtramas; tal vez simplificando en demasía. Se trata de una imperfección voluntaria, Leconte ha decidido mantener la narrativa original de la obra de teatro de Zeller.

Afortunadamente, para llevarlo a cabo cuenta con un grandísimo Christian Clavier, que da un recital y logra que este Michel, egoísta y gruñón, resulte, a pesar de todo, entrañable; hace cuarenta años este papel lo habría interpretado Louis de Funes; Clavier, más sobrio que su modelo, le confiere la misma dualidad, el mismo carácter. Junto a él un plantel de secundarios de talento, como Rossy de Palma, Carole Bouquet o el veterano Jean-Pierre Marielle que le dan la réplica adecuada. Comedia agradable, muy francesa.

 

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jean-Marie Dreujou
  • Montaje: Joëlle Hache
  • Música: Éric Neveux
  • Duración: 79 min
  • Distribuidora: Vértigo
  • Público adecuado: +12 años
  • Une heure de tranquillité. Francia, 2014.
  • Estreno en España: 26.06.2015
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.