Novia por contrato

Novia por contrato
Novia por contrato

Novia por contrato: Despegue fallido

Novia por contrato | Cuando una persona alcanza la mayoría de edad debería independizarse. Esta es la idea que quiere reflejar el director Tom Dey, que observa como un fenómeno universal, la tendencia de muchos a permanecer en casita hasta los treinta bien cumplidos.

Ya se sabe que casi todo es cuestión de enfoques y puntos de vista. A Dey – director de Showtime, aquella cosita con De Niro y Murphy– le han fallado ambos y el resultado es una película tremendamente previsible, sin la más mínima gracia, con una pareja protagonista que siempre parecer estar con una bayoneta en la espalda que le obliga a compartir plano con alguien que le cae bastante mal. El guión de los primerizos Astle y Ember es zafio, rácano y tremendamente facilón.

El título original Failure to launch (Despegue fallido) hace justicia a una película que nunca despega, con un director perdido que se empeña en maquillar la inexistencia radical de química entre el cansino Mathew McConaughey y una Sarah Jessica Parker a la que el cine le viene grandísimo. La cara de desconcierto de Kathy Bates lo dice casi todo sobre una película desangelada, que, a pesar de los pesares, ha recaudado 73 millones en USA. En su estreno, el 12 de marzo, fue nº 1 con 24. Vivir para ver…

Ana Sánchez-Jáuregui


Novia por contrato (2006):

País: EE.UU. Dirección: Tom Dey Guión: Tom J. Astle y Matt Ember Fotografía: Claudio Miranda Montaje: Steven Rosenblum Música: Rolfe Kent Intérpretes: Matthew McConaughey, Sarah Jessica Parker, Zooey Deschanel, Justin Bartha, Bradley Cooper, Kathy Bates Distribuidora: UIP