Nueva York para principiantes: Tontos y famosos

Nueva York para principiantes | Sydney Young (Simon Pegg) es un periodista anárquico, inoportuno y antisistema que critica desde su modesta revista la ausencia de principios en el mundo de los famosos. Young es contratado por Clayton Harding (Jeff Bridges), director de una prestigiosa revista que vive precisamente de los famosos. A pesar de su trayectoria y sus opiniones, Young hará todo lo posible para hacerse en hueco en la revista.

Con esta premisa arranca la adaptación del libro How to lose friends & alienate people, autobiografía de Toby Young, y primer largometraje de Robert B. Weide (nominado al Oscar por el documental Lenny Bruce: Swear to Tell the Truth), cuya carrera se ha forjado, sobre todo, en la producción de series de televisión.

Nueva York para principiantes, a caballo entre la comedia escatológica y la romántica, intenta abarcar tantos públicos que, al final, no llega a casi nadie. La cinta es floja, previsible y chabacana en algunos momentos. Debido a la influencia televisiva, el filme parece más una serie, con situaciones inconexas, personajes espontáneos, y un sinfín de gags impuestos a la fuerza. No hay hilo conductor, la película va dando tumbos de escena en escena, dejando la trama principal como algo secundario.

De todas formas, no todo se hunde en Nueva York para principiantes, posiblemente la no-comedia del verano. La película se beneficia de un vistoso reparto que cumple con corrección (incluida Megan Fox en su papel de insoportable superestrella con pocas luces) a pesar de que Simon Pegg no llega a convencer como cómico.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Oliver Stapleton
  • Montaje: David Freeman
  • Música: David Arnold
  • Duración: 110 min.
  • Público adecuado: +18 años
  • Distribuidora: Warner
  • Reino Unido (How to Lose Friends & Alienate People), 2008
  • Estreno: 24.7.2009
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete