Océanos: Perrin y Cluzaud se sumergen en la producción documental más cara de la historia

Océanos | Después de surcar los cielos con su documental nominado al Oscar, Nómadas del viento, Perrin y Cluzaud se adentran en las profundidades marinas para dejarnos a todos con la boca abierta. Y no lo digo sólo por los más de 50 millones que se han empleado en esta «pequeña» incursión por los océanos, sino porque hay que reconocer que el resultado está a la altura del presupuesto.

Con las más innovadoras técnicas de grabación, los franceses llegan a espacios totalmente desconocidos hasta el momento, para descubrir hasta 5.000 nuevas especies que van de lo bello a lo insólito y excepcional. Así, con un más que sobresaliente equipo técnico, este documental consigue deleitar la vista y el oído; aunque quizá el deleite mute en cierto cansancio después de la primera hora: se puede pasar de la apertura admirativa de fauces al bostezo…

Y, entre tal despliegue de medios, el didactismo de rollete ecológico no podía faltar. El problema es que el texto es malo y con frecuencia forzado, innecesario, colegial. Las imágenes ya hablan por sí solas y, además, en este caso lo hacen magistralmente (no es para menos con semejante presupuesto).

En fin, un documental bien hecho, impecable de factura, relativamente fácil de ver, siempre y cuando uno no vaya buscando grandes emociones. Cada cosa da para lo que da.

Ficha Técnica

  • País: Francia (Océans, 2009)
  • Catherine Mauchain, Vincent Schmitt
  • Bruno Coulais
  • Vértice Cine
  • 103 minutos
  • Todos
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete