Onegin

De amores y desamores

Historia de amores enfermizos, de grandes bailes en inmensos salones, de duelos en la niebla y de profundas tristezas. Todo muy decimonónico. Onegin (Ralph Fiennes) es un joven noble ruso de vida disipada, cuya mortecina existencia transcurre entre fiestas y como testigo pasivo de sus contemporáneos. Pero Onegin conocerá a Tatiana (Liv Tyler), tendrá la oportunidad de salir de ese tedio y deberá elegir por una vez su destino.
Onegin trata de la búsqueda de la felicidad y sobre las oportunidades que llegan una sola vez. Tanto Ralph Fiennes como Liv Tyler logran expresar el decaimiento de sus personajes con un mínimo de maquillaje y un máximo de interiorización. Es una historia hacia adentro, un viaje hacia lo más profundo de Onegin.
No se modernizan los personajes como en otras películas actuales sobre narraciones escritas en siglos pasados. Los protagonistas cargan con todo el talante que el novelista Alexander Puskin le impuso en su novela en verso “Eugeny Onegin”, de romanticismo exacerbado al más puro estilo de Byron o del Werther de Goethe. A lo cual ayuda una fotografía de tonos oscuros, basados en los cuadros de la época.
La directora Martha Fiennes, hermana del actor principal, refleja los sentimientos de los personajes sin manipular excesivamente la cámara, como prometía al ser ésta su opera prima y proceder del artificioso mundo del video musical. No hace ningún alarde técnico, salvo alguna puntual cámara lenta o una elipsis visualmente brillante, en el enlace de un par de secuencias muy separadas en el tiempo. Aunque se luce en alguna escena como la del duelo, que muestra un soberbio sentido de la planificación.

 

- Anuncio -

Onegin

  • País: EE. UU.
  • Dirección: Martha Fiennes
  • Guión: Michael Ignatieff, Peter Ettedgui (basado en la novela de A. Pushkin)
  • Música: Magnus Fiennes
  • Fotografía:Remi Adefarasin
  • Intérpretes:Ralph Fiennes, Liv Tyler, Martin Donovan, Toby Stephens, Lena Headey, Jason Watkins