Ong-Bak. El guerrero Muay Thai: Estopa tailandesa sin efectos digitales

Tras el reciente desembarco en Occidente del cine de Hong Kong, Vietnam e Irán, le ha tocado el turno al de Tailandia con Ong-Bak El guerrero Muay Thai. Después de la irregular Beautiful boxer, se estrena Ong Bak, que da a conocer allende sus fronteras al popular actor Tony Jaa, un experto en artes marciales que sigue los pasos de Bruce Lee, Jackie Chan (La vuelta al mundo en 80 días) y Jet Li.

En Ong-Bak El guerrero Muay Thai, Jaa da vida a Ting, un joven huérfano de Nong Pradu, una aldea perdida en la Tailandia rural. Ting se prepara para ingresar como monje budista en el templo del lugar, después de haberse convertido en un experto luchador de muay thai, una milenaria y mortífera técnica de combate que, además de usar los puños y los pies, emplea los codos, las rodillas y la cabeza. Cuando un violento mafioso roba la cabeza del Ong-Bak -la protectora estatua de Buda del templo local-, Ting marchará a Bangkok para intentar recuperarla. Pero eso le supondrá luchar contra una banda de matones e introducirse en el sórdido submundo de las peleas ilegales de muay thai.

Como era de esperar, el guión de esta película es enormemente esquemático y previsible, y se limita a hilvanar las generosas secuencias de combates, todas ellas espectacularísimas y rodadas por luchadores profesionales sin efectos especiales. A veces, al director Prachya Pinkaew se le va la mano en la recreación de la violencia o en el retrato del sucio estercolero urbano donde transcurre la acción. Pero esos excesos los compensa en parte con una impactante planificación, una lúcida visión de las convicciones religiosas y morales del protagonista, y un humor a lo Jackie Chan, algo infantil pero casi siempre eficaz. De modo que la película cumple plenamente sus objetivos de entretener y de dar a conocer al mundo la milenaria cultura tailandesa.


Ong-Bak. El guerrero Muay Thai (Ong Bak. Muay Thai Warrior)

Tailandia, 2005

Ficha Técnica

Fotografía: Nuttawut Kittikun Montaje: Thanat Sunsin, Thanapat Taweesuk Música: Atomix Clubbing Distribuidora: Manga