Crítica de Orígenes: tras la estela de Malick

Orígenes | Crítica | Mike Cahill (Otra Tierra) vuelve al género con una historia de dialéctica ciencia-espíritu en clave new age y con una puesta en escena que sigue la estela de Terrence Malick

El joven Mike Cahill, curtido en diversos puestos técnicos, se puso tras la cámara para afrontar su primer largo de ficción con Otra tierra, una interesante cinta de ciencia ficción, que a pesar de su tono indie nada pedante, llevaba entre sus fotogramas la sombra de Kubrick, Shyamalan e incluso la del Tarkovski de Solaris. Pero también apuntaba un parentesco menos evidente pero más profundo: con Terrence Malick y El árbol de la vida. Es esta filiación la que más pervive en su segunda película, Orígenes, que se sumerge de lleno en la filosofía new age mucho más de lo que han acusado al propio Malick.

- Anuncio -

Ian Gray (Michael Pitt) es un doctor en biología molecular especializado en la evolución del ojo humano. Él es un ateo positivista empeñado en demostrar que las tesis creacionistas no se sostienen. Un día conoce a una joven modelo argentina, Sofi (Astrid Bergès-Frisbey) cuyo iris es multicolor, y se enamora de ella. Pero el día de su boda sucede algo que va a suponer un punto y aparte en su vida.

Cahill vuelve a imprimir un estilo poético a su forma de narrar, derrochando primeros planos y un montaje impresionista que compone atmósferas magnéticas. Ese precisamente ese aire metafísico, reforzado por el ambiente filosófico de tramas y discusiones, lo que recuerda demasiado a Malick y nos introduce una incómoda duda sobre si estamos ante copia u original. Aun con todo, este es el aspecto más brillante del film, sumado a unas interpretaciones solventes.

El problema está en el guión, o mejor dicho, en las bases conceptuales sobre las que este se construye. El protagonista, que sólo admite la realidad material, parte de la base de que los creacionistas se apoyan en la irrepetibilidad de cada ojo humano para sostener su teoría de un Creador. Somos legión los creacionistas que jamás habíamos oído tal argumento, por lo demás efectivamente insuficiente; afirma, por otro lado, que la religión se basa sólo en aferrarse inflexiblemente a unos libros escritos por hombres antiguos. Frente a esta posición tan poco consistente, están los personajes que afirman el mundo metafísico, y lo hacen desde convicciones difusas, espiritualistas y sobre todo marcadamente new age. Pero este duelo queda realmente en tablas, en un final abierto, también muy malickiano, y definitivamente insatisfactorio por abstracto.

Ficha Técnica

  • Montaje: Mike Cahill
  • Fotografía: Markus Förderer
  • Música: Will Bates, Phil Mossman
  • Duración: 106 min.
  • Distribuidora: Fox
  • Público adecuado: +18 años (X)
  • Estreno en España: 7. 11.2014

I Origins, USA, 2014. 

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete