Pandorum

Alvart, puede que por la presión de Anderson, no explota las muchas posibilidades que muestra al comienzo del relato, y se limita a rodar una película muy convencional de terror, oscuridad y bichos

Pandorum (2009)

Pandorum: La (mala) sombra de Paul Anderson

Pandorum es el síndrome que sufren las tripulaciones de una nave espacial al despertar de un prolongado periodo de hibernación. Sus síntomas son desorientación, pérdida de la memoria y, en algunos casos, alucinaciones e impulsos homicidas. Cuando la película comienza la Tierra agoniza, y la humanidad envía una gigantesca nave espacial -un Arca de Noé con muestras de todo lo que vive en la tierra, y sesenta mil personas- hacia el planeta Tanis, semejante a la Tierra pero vacío e intacto; a continuación asistimos al despertar de Bower (Ben Foster) y Payton (Dennis Quaid), tripulantes de la nave, completamente desorientados. Es evidente que algo va mal, pero no recuerdan su misión, ni saben dónde se encuentran, ni cuánto tiempo ha transcurrido desde que los durmieron; sólo tienen vagos recuerdos de su vida en la Tierra. Bower decide investigar, iniciando el clásico viaje a la oscuridad y al terror.

Pandorum, digámoslo directamente, tiene un buen punto de partida, un excelente diseño de producción, y poco más. Por alguna razón, probablemente por la presencia dominante de Paul Anderson en el plató, el director germano Christian Alvart (Expediente 39) no explota ninguna de las muchas posibilidades que aboceta al comienzo del relato, y se limita a acelerar la acción mediante un montaje alocado, y a dosificar con parsimonia la información que da al público. El resultado sabe a poco: atmósfera inquietante, interminables persecuciones en medio de la oscuridad, mucha confusión, muchas -y muy confusas- peleas, y un desenlace simplón, que no satisface a nadie, aunque visualmente sea impactante. La película se hace larga y pesada.

El joven director alemán Christian Alvart fue descubierto en 2005 con Antikörper, y en dos años ha realizado dos películas norteamericanas de terror. Da la impresión de que tiene talento, pero que, por el momento, se limita a copiar modelos. En el caso presente son evidentes los préstamos a Alien, el octavo pasajero, Resident Evil, Horizonte final, y muchas otras que sería tedioso enumerar. Para incondicionales del género.

Lo mejor: El diseño de producción, la atmósfera inquietante.

Lo peor: Ni la acción ni los personajes progresan, no van a ninguna parte.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Wedigo von Schultzendorff
  • Montaje: Philipp Stahl
  • Música: Michl Britsch
  • Duración: 108 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: DeAPlaneta
  • Alemania, EE.UU., 2009
  • Estreno: 6.11.2009
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.
Salir de la versión móvil