Paraíso: Una historia flacucha

Paraíso | Reflexión descafeinada sobre el culto al cuerpo y la importancia que le da al físico nuestra sociedad. Carmen y Alfredo forman una feliz pareja con sobrepeso, novios desde la infancia. Un día deciden mudarse del apacible suburbio en el que viven a la Ciudad de México y allí Carmen se une a un grupo para perder de peso. Entonces la pareja comenzará a distanciarse.

Carmen y Alfredo son un matrimonio de gordos bien avenidos y felices. Son novios desde la infancia y se quieren y son felices a pesar de sus kilos de más. El problema es cuando Carmen decide empezar un régimen después de escuchar unos desagradables comentarios en una fiesta con compañeros del trabajo de su marido. Carmen se unirá a un grupo para perder de peso y esto motivará que haya distancia cada vez mayor en la pareja.

- Anuncio -

Esta película mexicana presenta un par de ideas atinadas sobre el culto al cuerpo y la importancia que le da al físico nuestra sociedad mientras explota una pareja de actores de indudable simpatía. El problema es que, al margen de estos elementos -sin duda interesantes-, la historia no es capaz de ir un poco más allá y se queda en un producto bienintencionado pero simplón y descafeinado que funciona mucho mejor en su vertiente cómica que en su parte más dramática. Sorprende además su arranque con una exagerada y explícita secuencia de sexo más cercana al cine nórdico que al mexicano, que suena a concesión comercial barata.

- Anuncio -

Ficha Técnica

  • Montaje: Mariana Chenillo
  • Fotografía: Yaron Orbach
  • Música: Dario González Valderrama
  • Duración: 105 min.
  • Distribuidora: Abordar
  • Público adecuado: +16 años (X)
  • México, 2013.
  • Estreno en España: 10.7.2015