Pelo malo: Ganadora en San Sebastián

Pelo malo | Ambientada en Caracas, la película de Mariana Rondón es muy poca cosa. Concha de Oro en San Sebastián 

Hay productos imprescindibles en todo festival que se precie, por ejemplo, la típica película sórdida hispanoaméricana en la que se van acumulando desgracias a lo largo de 85 minutos (porque, eso sí, la suerte es que suelen ser cortas).

Lo malo es que no es raro que esos títulos se cuelen en el palmarés. Siempre he pensado que, más por razones sentimentales (ya que la vida les apalea, démosle un premio a la película), que por motivos estrictamente cinematográficas

Pelo Malo no es que se colara en el palmarés… es que ganó la Concha de Oro en el pasado Festival de San Sebastián. En su defensa hay que decir que no fue una edición demasiado brillante. En todo caso, el premio parece excesivo para esta pequeña película venezolana que, por cierto, sin subtítulos se sigue con dificultad.

Lo mejor es el protagonista, un entrañable niño de pelo rizado que solo desea alisárselo y hacerse una foto vestido de cantante. Lo peor, el personaje de la madre, una mujer con la que es imposible empatizar y que hace cosas poco verosímiles, por no decir increíbles. Por ejemplo, prostituirse delante de su hijo de 9 años. Lo dicho, sórdida.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Micaela Cajahuaringa
  • Montaje: Marité Ugas
  • Música: Camilo Froideval
  • Duración: 93 min.
  • Distribuidora: Abordar
  • Público adecuado: +18 años (VX)
  • Venezuela, 2013.
  • Estreno en España: 14.3.2014
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete