Perdona si te llamo amor | Hay películas absolutamente prescindibles: como esta versión española del folletín de Moccia.

Perdona si te llamo amor: Por un puñado de azúcar

Hay decisiones casi incomprensibles: como la de invertir en la adaptación de un folletín de Moccia (un escritor al que había que encadenar para que no pudiera escribir más panfletos machistas, porque es lo que son debajo de sus capas de azúcar) que ya estaba adaptada, en versión italiana, y poner además como protagonista a un italiano.

- Anuncio -

La pregunta es, si ya no era necesaria la novela ni la primera película, ¿hace falta la segunda? La respuesta es no. Entre otras cosas porque si la primera era una tv movie muy flojita por lo menos se salvaba por la pareja protagonista, que además de más guapos hablaban italiano.

La versión española, acabemos cuanto antes, es insufrible. La edulcorada historia de un casi cuarentón que vuelve a ilusionarse por la vida gracias a la frescura de una adolescente, además de estar plagada de topicazos y lugares comunes, se adorna de frases en off de pretendida profundidad.

El resultado en algunos momentos provoca la risa y en el resto la vergüenza ajena. Hay momentos de un artificio y de una sobreactuación que me hicieron sentir en un teatro de fin de curso (y que no se ofendan los teatros fin de curso). Y lo peor, es que el problema no es de los actores sino de unos textos y una dirección que quiere dar vida a unos personajes que, afortunadamente, no existen. Yo al menos, en mis ya avanzados años de vida, nunca me he encontrado a cuatro adolescentes juntas tan imbéciles. Y probablemente ustedes tampoco.

Ficha Técnica

  • Fotografía: David Omedes
  • Montaje: Oriol Carbonell
  • Música: Arnau Bataller
  • Duración: 105 min.
  • Distribuidora: Emon
  • Público adecuado: +18 años (X)
  • Estreno en España: 19.6.2014

España, 2014.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete