Inicio Críticas películas Promesas del Este

Promesas del Este

Promesas del Este

Un suburbio londinense. Un brutal asesinato, el accidentado parto de una jovencísima chica eslava, el inquietante y pétreo chófer de un joven caprichoso y alocado cuyo padre es propietario de un restaurante ruso.

La última película de David Cronenberg (Toronto, 1943) es una acertada mezcla de tres elementos. El primero sería la base de su película anterior, Una historia de violencia, en la que destacaba Viggo Mortensen en el doble papel de ciudadano modelo y asesino implacable; el segundo sería el guionista Steven Knight, que ganó un Oscar con Dirty pretty things, y vuelve a utilizar el Londres no turístico, el que no figura en las guías, como peculiar escenario de su historia; y el tercer elemento serían las referencias que utilizan guionista y director para su historia: El padrino, Camino a la perdición, La bella y la bestia y un larguísimo etcétera. Con todos esos elementos, Promesas del Este es una historia original y personalísima, de las mejores que ha realizado Cronenberg.

- Anuncio -

El universo del director de La mosca está saturado de violencia, una violencia morbosa y llena de excesos que en esta cinta tiene un par de secuencias bien rodadas y harto desagradables: “Muestro la violencia para provocar su rechazo”, repite el cineasta hasta la saciedad, mientras señala que se interesa por las personas que viven al margen de la ley, en tensión permanente, y no por la trama criminal, lo que podríamos llamar la “acción”. De ahí que los asesinatos, el tráfico de drogas, la trata de blancas o la actuación de la policía parezcan anécdotas, un elemento marginal de la película, mientras que lo decisivo se juega en el retrato de los personajes principales y sus relaciones.

Los actores se funden con sus papeles y dan un gran espectáculo, muy particularmente el tándem MortensenWatts. La película está bien rodada y el guión perfectamente acabado, pero el espectador tiene la sensación de que, si bien ha visto una buena película, le han escamoteado algo que se llama contrapunto.

Entre los extras hay un making off titulado “Historias y secretos” en el que aparecen Cronenberg y el guionista Steven Knight. Es un documento breve -apenas 10 minutos- pero interesante para entender cómo lograron una atmósfera asfixiante a partir de información obtenida en contactos con la mafia en Rusia y Londres. Por otra parte se muestra el esfuerzo que los actores tuvieron que hacer para aprender ruso, especialmente Mortensen, con el que Cronenberg fue muy exigente. Viendo la película en versión original se entiende la importancia de la dicción, ya que es un factor esencial en la construcción del personaje. Hay otro breve documental, “Marcados de por vida”, sobre la relevancia de los tatuajes que aparecen en la película.


Promesas del Este

Estados Unidos / Gran Bretaña , 2007

David Cronenberg  Steven Knight  Peter Suschitzky  Ronald Sanders  Howard Shore  Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassel, Armin Mueller-Stahl  Universal  100 minutos;  Adultos  14.95